Una de las carpas entregadas a la institución del orden. (Foto: Policía Boliviana)

Roberto Medina

La labor diaria de la Policía Boliviana para la contención y la lucha contra la propagación de la pandemia del coronavirus tiene en Daniel Monrroy y Reynaldo Cardona dos aliados fundamentales, ambos emprendedores entregaron dos unidades de desinfección para que los efectivos realicen sus tareas sin riesgos para su salud.

El coronel Wilson Ortiz, comandante departamental de la Policía de La Paz, informó que ambas personas entregaron carpas móviles de desinfección y que en las siguientes horas distribuirán otras similares a las unidades policiales de la urbe paceña.

“Ambos diseñaron las carpas para desinfectar a los efectivos y agradecemos esta labor de noble corazón porque nos apoyan mucho, ya que nuestro personal debe estar a diario con la ciudadanía para cumplir distintos servicios y más que todo para evitar que se contagien con coronavirus”, manifestó.

Las carpas usan químicos que no son dañinos para los ojos ni para la piel y una vez que terminan todas sus labores diarias, acuden a las mismas para ser desinfectados en cuestión de segundos.

Estas unidades serán distribuidas en las zonas Centro y Sur de La Paz, además de El Alto, para fortalecer y precautelar la salud de los efectivos, y que retornen a sus hogares con seguridad.

“Esto nos permitirá estar más tranquilos para seguir con nuestras labores”, señaló.