Pol 11 F1

 

Redacción central  / Edición impresa

El diálogo para pacificar el país y posibilitar la convocatoria a nuevas elecciones, con la designación de vocales del Tribunal Supremo Electoral (TSE) y de los tribunales electorales departamentales, se desarrolló en dos escenarios y unos nueve días.

El primero tuvo como protagonistas a la Conferencia Episcopal Boliviana, la Unión Europea (UE), España, la Organización de las Naciones Unidas (ONU), la Organización de los Estados Americanos (OEA), el Gobierno, que estuvo representado por el Ministerio de la Presidencia; instituciones como la Fundación Jubileo y los representantes de partidos políticos.

El otro escenario lo conformaron los representantes de las bancadas de Unidad Demócrata (UD), el Partido Demócrata Cristiano (PDC) y el MAS-IPSP.

Una primera señal se dio el 15 de noviembre cuando se reunieron las parlamentarias del MAS-IPSP Adriana Salvatierra y Susana Rivero, la directora general ejecutiva de la Unidad de Investigaciones Financieras (UIF), Teresa Morales; el expresidente Carlos de Mesa y Ricardo Paz, de Comunidad Ciudadana; el expresidente Jorge Quiroga y el líder de Unidad Nacional (UN), el empresario Samuel Doria Medina.

Junto a ellos estuvieron Juan Carlos Núñez (Fundación Jubileo) y Jerjes Justiniano, ministro de la Presidencia, y el embajador de la Unión Europea (UE) León de la Torre, según Infobae.

A la par, en la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP) se encaminó el diálogo a partir de los diputados del MAS-IPSP Betty Yañíquez, Sergio Choque y Henrry Cabrera; en representación de Unidad Demócrata (UD) estuvieron Gonzalo Barrientos y la jefa de bancada Shirley Franco.

La crisis política se dio luego de las elecciones generales del 20 de octubre, que fueron observadas por una serie de irregularidades y la posterior renuncia de Evo Morales y de Álvaro García Linera, a la presidencia y vicepresidencia, respectivamente.

Según el diputado Gonzalo Barrientos, las negociaciones no fueron fáciles.

“Participamos en diferentes reuniones, no ha sido fácil, pero al final establecimos un escenario de diálogo y nos pusimos de acuerdo”, comentó.

Fueron nueve días de intensas negociaciones, de intercambio de criterios, de conocer posiciones. “En algunos casos, muy mesurados de uno y otro lado, y en otros, con mucha tensión”.

Uno de los temas que dificultó el diálogo fue considerar las renuncias de Evo Morales y Álvaro García Linera, las movilizaciones promovidas por el MAS-IPSP y la anulación de las elecciones del 20 de octubre.

Para el primer vicepresidente de la Cámara de Diputados, Henrry Cabrera, el tema central del diálogo fue la elección en la directiva en la Cámara Baja. Ese fue el inicio de las negociaciones que duró varios días.

Cabrera dijo que se accedió a subsanar el tema de la directiva de Diputados, luego presentar un proyecto consensuado para la elección y selección de nuevos vocales y analizar la convocatoria a nuevas elecciones.

“Lo que hicimos en estos días fue dejar los colores políticos, pensar en el país, ya no hablar de oposición y oficialismo, por el contrario hablar de parlamentarios que representan al pueblo boliviano, que fueron elegidos por el voto secreto y lo que hemos manifestado de aquí en adelante trabajamos por nuestro país”, afirmó.

Resultado de las tratativas, el viernes 22 de noviembre la Comisión de Constitución, que fue presidida por el senador de UD Oscar Ortiz, aprobó el proyecto de Ley de Régimen Excepcional y Transitorio para la realización de Elecciones Generales.

Al igual, y por unanimidad, la norma fue aprobada por el Senado el sábado 23 de noviembre, y horas después fue sancionada en la Cámara de Diputados.

Ya el domingo, la presidenta Jeanine Áñez, rodeada por sus ministros y la titular del Senado, Eva Copa, promulgó la ley que hace viable las elecciones que fijará una nueva ruta para el país.

Expresó que no fue fácil construir un consenso, felicitó y agradeció a todos los parlamentarios “de todas las tendencias y representaciones en la Asamblea” por hacer posible la construcción de acuerdos “hacia un nuevo pacto social”.

 

Iglesia abogó por el desarme espiritual

El obispo de El Alto, monseñor Eugenio Scarpellini, abogó por el desarme espiritual de todo el pueblo boliviano para sobrellevar los momentos difíciles que se generaron a partir de la crisis política desencadenada por las elecciones generales que, según la OEA, tuvieron irregularidades y que llevaron a Evo Morales a renunciar a la presidencia del Estado.

El embajador de la Unión Europea (UE) en Bolivia, León de la Torre, dijo que en la última reunión que sostuvo con los representantes del MAS-IPSP pidió que se llame a sus organizaciones a dejar de lado las movilizaciones por la pacificación del país y comprometió que el Instrumento Político no será excluido del proceso electoral 2020.

“Hemos transmitido nuestro compromiso por un proceso electoral limpio y transparente, con sus garantías constitucionales para que no exista la supresión política alguna y colaborar en todo lo que nos han pedido”, dijo a los periodistas a la salida de la reunión que sostuvo el jueves.

 

Diálogo para pacificar el país

Noviembre 15

El secretario ejecutivo de la Central Obrera Boliviana (COB), Juan Carlos Huarachi, dijo que ese ente matriz de los trabajadores está dispuesto al diálogo con el Gobierno transitorio para pacificar el país. (ABI)

Noviembre 15

El Gobierno convocó a todos los sectores sociales e instituciones civiles a instalar un diálogo abierto en busca de pacificar el país y encontrar consensos que permitan llegar a la meta que es la convocatoria a unas elecciones generales, informó la noche del viernes el ministro de la Presidencia, Jerjes Justiniano. (ABI)

Noviembre 16

La presidenta Jeanine Áñez recibió en el Palacio Quemado al embajador Jean Arnault, el enviado de las Naciones Unidas que se incorporará a una mesa de diálogo entre los principales actores políticos de Bolivia que buscan solucionar la crisis que afecta al país, según fuentes oficiales. (ABI)

Noviembre 17

La ministra de Comunicación, Roxana Lizárraga, convocó a los representantes de los 14 distritos de la ciudad de El Alto y de las 20 provincias de La Paz para instalar una mesa de diálogo con el Gobierno y que puedan presentar sus demandas, además de ayudar a encontrar soluciones para pacificar el país. (ABI)

Noviembre 17

Legisladores del Movimiento Al Socialismo (MAS) convocaron “a todos los jefes de bancada de la oposición” a instalar una mesa de diálogo con el fin de pacificar Bolivia y llamar a nuevas elecciones, reportó la oficial Agencia Boliviana de Información. (CNN)

Noviembre 18

La Iglesia católica convocó al Gobierno, a los partidos políticos y a representantes de la sociedad a un “diálogo nacional” con el objetivo de pacificar el país.

Noviembre 19

El presidente de la Federación de Juntas Vecinales (Fejuve) de la ciudad de El Alto, Néstor Yujra, pidió la pacificación del país y llamó al Gobierno, a los partidos políticos y a representantes de la sociedad a sentarse a la mesa del diálogo.(ABI)

Noviembre 20

El ministro de la Presidencia, Jerjes Justiniano, ratificó que el Gobierno provisional tiene las puertas abiertas para dialogar con los sectores movilizados en El Alto con el fin de pacificar a ese municipio donde el martes las protestas dejaron al menos ocho muertos y varios heridos. (ABI)

Noviembre 20

El Gobierno está dispuesto a derogar el Decreto Supremo 4078, que exime de responsabilidad penal a las Fuerzas Armadas en caso de “legítima defensa o estado de necesidad”, si eso significa avanzar en el diálogo con los sectores movilizados, principalmente los que bloquean el acceso a la planta de Senkata en la ciudad de El Alto, afirmó el ministro de la Presidencia, Jerjes Justiniano. (ABI)

Noviembre 22

Se levantan los puntos de bloqueo en los departamentos de Oruro y en La Paz. Empieza a normalizarse la dotación de combustibles en la urbe paceña con algunas restricciones.

Noviembre 23

El Gobierno nacional y los sectores sociales —Pacto de Unidad y la Central Obrera Boliviana (COB)— instalan el diálogo en el Palacio Quemado e inician el análisis del pliego petitorio de 13 puntos.