Las lesiones en la piel son un síntoma que identifica a la viruela símica. (Foto: RRSS)

• Naira C. de la Zerda/

Desde que se dio la alerta epidemiológica por la viruela símica, en mayo, el Ministerio de Salud lanzó un protocolo y gestionó la detección de la enfermedad en laboratorios nacionales, pasos que permiten el control efectivo del brote actual.

Para lograr la contención del brote de esta nueva enfermedad, el ministerio trabajó en un protocolo nacional que establece qué es un caso sospechoso, uno posible y cómo identificar a los contactos de un enfermo cuyo diagnóstico ha sido confirmado, lo que permite unificar procesos y coordinar el tratamiento de los pacientes entre las diferentes instancias estatales.

“El momento que lanzamos la alerta epidemiológica no teníamos la posibilidad de diagnosticar la enfermedad. Recordarán que en mayo enviamos pruebas de sospechosos y recibimos el resultado tres, cuatro semanas después. Gracias a esfuerzos que hemos realizado, justo instancias de cooperación internacional como la OPS/ OMS, hoy tenemos en Bolivia la posibilidad de realizar el diagnóstico de la viruela del mono de manera inmediata”, dijo el titular de Salud, Jeyson Auza.

Este avance permite hacer el control epidemiológico correspondiente y establecer planes de búsquedas activas de casos, identificación de sospechosos y aislamientos de positivos, controlados mediante telemedicina.

Según Auza, los 96 pacientes con viruela símica, que han sido detectados hasta el lunes en el país, están estables y en pleno proceso de recuperación en aislamiento.

El anuncio lo realizó durante la conferencia de prensa efectuada junto a representantes de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y la Organización Mundial de la Salud, entidad que donó equipos para la lucha contra la pandemia del Covid-19.

“Hasta el corte epidemiológico de ayer, detectamos 96 casos positivos. De ellos, 93 están activos y tres pacientes ya se han recuperado. Hay que aclarar que todos los pacientes diagnosticados se encuentran aislados, bajo control médico, ya sea en sus domicilios o bien en establecimientos de salud”, detalló Auza.