El gerente de la Línea de Endulzantes y Frutas de la Empresa Boliviana de Alimentos, Bernardino Huallpa. (Foto: Williams Ramírez)

•Redacción Central/

Los sectores apícola y frutícola del país fueron reactivados totalmente hasta diciembre del pasado año por la Empresa Boliviana de Alimentos (EBA).

“Hemos generado una inyección directa de 27 millones de bolivianos a los apicultores, y la mayor parte de los recursos de acopio se ha ido a los departamentos de Tarija y Chuquisaca”, dijo el gerente de la Línea de Endulzantes y Frutas de la estatal, Bernardino Huallpa, en conferencia de prensa.

En el tema frutícola se hace el acopio de mandarina, naranja, copoazú, carambola, manzana, durazno y otras frutas. Se está encarando el proceso de industrialización bajo el denominativo de la sustitución de importaciones.

Indicó que hasta 2019 se consolidaban los complejos productivos, con sus respectivas plantas, sin embargo todas las plantas y las líneas de producción, en los 11 meses del gobierno de facto, quedaron paralizadas, principalmente el proceso del acopio.

Una vez que se recuperó la democracia, liderada por el presidente Luis Arce Catacora, se reanudó el acopio de los productos de colmena. Todas las plantas del territorio nacional, tanto en Chuquisaca, trópico de Cochabamba y en Irupana, La Paz, fueron puestas en funcionamiento.

Actualmente se producen 60 mil unidades de propóleo, sustancia requerida sobre todo en la lucha contra el Covid-19 por sus bondades antivirales.

Respecto al sector frutícola, señaló que se cuenta con proyectos para ampliar el mercado internacional de los productos alimenticios.

“El 80 por ciento de la producción de los liofilizados, tanto de banano, de mango, de piña, asaí particularmente, vamos a exportar al mercado europeo, Canadá y el mercado asiático”, indicó.

LinkedIn