Desde el 1 de enero hasta la fecha se reportaron 27 feminicidios a nivel nacional, una cifra alarmante, ya que si dichos índices se mantienen este año, sobrepasarían a los 117 casos registrados en 2019, de los cuales solo 22 tienen una sentencia de la justicia.

Durante el Día Internacional de la Mujer se realizarán varias actividades con el objetivo de concientizar a la población sobre las agresiones a las mujeres dentro de su núcleo familiar, fuente laboral,  espacios educativos, entre otros.

Según datos oficiales, se registraron cinco feminicidios en el departamento de La Paz en lo que va de 2020, mientras que en Santa Cruz se cometieron ocho, cinco en Cochabamba, tres en Potosí, dos en Pando, otros dos en Chuquisaca, uno en Oruro y otro en Tarija.

El Gobierno boliviano, encabezado por la presidenta Jeanine Áñez, declaró el 2020 como el Año de la Lucha contra la Violencia hacia la Niñez y las Mujeres. Además, planteó modificaciones a la Ley de Abreviación Penal para evitar que feminicidas y agresores sean beneficiados con penas menos graves.

La Mandataria aseguró que durante su gestión se extremarán todos los esfuerzos para reducir los índices de violencia.

Sin embargo, es necesario reconocer que no basta con la promulgación de normativa que sancione las vulneraciones a los derechos de las mujeres, la violencia es un problema estructural ligado al carácter machista y patriarcal de la sociedad. La solución pasa por un tema de educación y el despojo de estereotipos que discriminan y menosprecian la condición de ser mujer.

linkedin