Redacción central – Edición impresa

La ministra de Educación, Virginia Patty, y el representante del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) Bolivia, Rafael Ramírez, se reunieron ayer para coordinar esfuerzos para mejorar la calidad educativa de la niñez y adolescencia del país.

“La calidad de la educación es algo que debe estudiarse y pensamos hacer un diagnóstico concreto que permita asumir acciones inmediatas entre Unicef y el Ministerio de Educación”, señaló Ramírez.

Añadió que la reunión con Patty permitió conocer cuál es el apoyo que requiere el Ministerio de Educación de la cooperación.

“Esta primera reunión fue positiva y constructiva, nos llena de optimismo para empezar a cooperar, además que vemos que existe una predisposición para que trabaje la Cooperación Internacional”, dijo.

Patty agradeció la predisposición de Unicef para apoyar el desarrollo educativo de los niños de Bolivia con el objetivo de asegurar el cumplimiento de sus derechos.

Unicef tiene vigente el Programa de País 2018-2022 para reducir las brechas de desigualdad, especialmente en pueblos indígenas.