Ciudadanos protestan en apoyo a Alex Saab; piden su liberación. (Prensa Latina)

• Prensa Latina/

Los abogados del diplomático venezolano Alex Saab denunciaron ayer que la justicia estadounidense está intentando retrasar el proceso contra su defendido para intimidarlo y que se declare culpable.

David Rivkin, uno de los magistrados de la defensa, declaró en una entrevista con El Nuevo Herald que están ganando tiempo para retrasar la disposición de la inmunidad diplomática.

“En el fondo por dos razones: la primera si tienes una posición legal débil, ganar tiempo, porque es mejor perder dentro de seis meses que dentro de seis semanas, y segunda en los casos penales, el Gobierno simplemente retrasa, con la esperanza de que el acusado se derrumbe de alguna manera y coopere”, explicó.

En sus declaraciones al Herald, el jurista norteamericano se mostró confiado en una sentencia favorable en función del reconocimiento de la inmunidad que posee Saab, “no hay duda de que es un Enviado Especial de Venezuela a Irán. Ambos países lo han dicho sin ambigüedad y en numerosas ocasiones”.

Puedo decirles, acotó, que no hay ningún caso en la historia de Estados Unidos en el que haya adoptado la posición que han tomado con respecto al Sr. Saab, donde se argumenta en los tribunales contra la inmunidad diplomática en estas circunstancias.

Sobre las implicaciones que pudiera tener el desconocimiento que existe por parte de la Casa Blanca hacia el presidente venezolano, Nicolás Maduro, Rivkin recalcó que el diplomático fue nombrado en 2018, tiempo donde no existía el desconocimiento a la legitimidad del mandatario.

Por su parte, la también integrante del equipo de defensa Nancy Hollander llamó la atención sobre las ilegalidades que han signado el proceso.

“Sabemos que Estados Unidos utiliza a otros países para torturar a la gente. Esto no es nada nuevo. Ha sucedido en los casos de Guantánamo. Ha sucedido en casos anteriores (…) ha enviado a gente a Jordania, Egipto, a lugares de Europa y ahora a Cabo Verde, diciendo que otros los torturan y luego nuestras manos están limpias”, sentenció.