// FOTO: GONZALO JALLASI

• ABI/

Dos sargentos y un conscripto fueron heridos en menos de 24 horas por una presunta mala manipulación de las armas y explosivos. Dos de ellos están fuera de peligro; sin embargo, un joven de 18 años está en terapia intensiva.

Ayer se registró un accidente en la Universidad Policial, Unipol, de La Paz, cuando al promediar las 7.45 de la mañana dos sargentos fueron heridos de manera accidental, cuando fueron impactados por una bala perdida.

El sargento segundo Édgar P. C. aparentemente manipuló su arma y por un presunto descuido disparó al piso, pero la bala rebotó e impactó a dos uniformados identificados como Sebastián Q.C., quien tiene una fractura en el peroné y Jhonny M.A., con una fractura en el pie izquierdo.

Luego de la atención médica de emergencia en el Hospital Obrero se logró estabilizar a ambos sargentos. Ahora la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen, Felcc, investigará los hechos para determinar responsabilidades.

Según el director de la Unipol, Rolando Torrico, se presume que existió una mala manipulación del arma de fuego y que el sargento no colocó el seguro a su arma por lo que es investigado.

Jhoswar R.C., quien prestaba su servicio militar en el Regimiento Mariscal Juana Azurduy de Colomi, Cochabamba) resultó gravemente herido pasado el mediodía del jueves, tras la explosión de una granada.

El conscripto tenía la orden de recoger los explosivos, cuando uno de ellos se cayó y explotó en sus piernas, por lo que los médicos tuvieron que amputar una, en tanto la otra está comprometida.

LinkedIn