Entidades bancarias donde se cancelan el beneficio. (Foto:Archivo)

Redacción central

El Ministerio de Economía y Finanzas rechazó el fin de semana de manera categórica la postura de la Asociación de Bancos Privados de Bolivia (Asoban) sobre la norma de refinanciamiento y reprogramación de créditos diferidos, entidad que sugirió que la ley recientemente aprobada vulnera las leyes establecidas en el país.

La norma cuestionada por los banqueros privados (Decreto Supremo 4409) establece que las cuotas diferidas de los créditos bancarios se cobrarán a la cancelación de la última cuota del préstamo y que los bancos deberán refinanciar o en su caso reprogramar los créditos que se volverán a pagar desde enero del siguiente año.

La cartera de Economía reafirmó el compromiso del Gobierno con el pueblo e instó a todos los actores del sector privado a sumarse a los esfuerzos para sacar a flote la economía de manera sincera y con una actitud consecuente con el país.

El decreto señala también que los prestatarios a quienes les quede al menos dos años de plazo en su crédito pueden beneficiarse con la extensión hasta por cinco años, con lo cual se propone un alivio real en el consumidor financiero.