Familias de escasos recursos económicos enfrentan la cuarentena. (Foto: Foto prensa Senado)

Bolivia Digital

Aproximadamente 90 mil canastas alimentarias serán distribuidas por autoridades municipales y legislativas en la urbe alteña para llevar productos a las personas que no acceden a los bonos del Gobierno y evitar de esta manera que se rompa la cuarentena nacional que intenta frenar la expansión de la pandemia mundial del COVID-19.

Desde dos veredas políticas adversas, el esfuerzo es común, por un lado la alcaldesa del El Alto, Soledad Chapetón, informó que con Bs 20 millones y por la emergencia nacional esta semana se repartirán 80 mil canastas familiares con alimentos a las familias que no reciben bonos del Gobierno, previo llenado de un formulario que servirá como declaración jurada por parte de los beneficiarios.

“Llegaremos a lustrazapatos, choferes asalariados, comerciantes minoristas, vendedoras de refresco de quisa. Hay varios parámetros y además elaboramos un formulario, como declaración jurada, para que accedan a esta canasta familiar”, señaló Chapetón.

La autoridad edil aclaró a quienes accedan al beneficio alimentario que el mismo no tiene ningún costo ni restricciones de multas vecinales ni listas.

La presidenta del Senado, Eva Copa, inició ayer desde la Asamblea Legislativa Plurinacional la entrega de más de 10 mil canastas familiares que son distribuidas en los 14 distritos de esa ciudad. La legisladora afirmó que se pretende que los víveres lleguen a los “cientos de familias de escasos recursos económicos” que enfrentan el período de cuarentena durante la emergencia sanitaria.

Identificación georeferencial

La alcaldesa Soledad Chapetón destacó la importancia de la presentación del mapa georreferencial que ubica los cinco distritos de ese municipio que presentan pacientes que adquirieron el COVID-19. Manifestó que el objetivo es que la población tome consciencia del virus para cumplir la cuarentena y las recomendaciones de profesionales.

“Hubo desinformación deplorable de quienes dijeron que la enfermedad era un invento y que las medidas asumidas eran una exageración, hoy tenemos 19 casos, tenemos manchados cinco distritos y hay probabilidades de seguir creciendo”, señaló la Alcaldesa.