El ministro de Educación, Víctor Hugo Cárdenas. (Foto: Archivo)

Bolivia Digital

El calendario escolar será programado luego de que se normalicen las actividades tras la cuarentena a causa del coronavirus que afecta al país. Mientras tanto, muchos estudiantes de unidades educativas y universidades privadas y públicas pasan clases virtuales que si bien no reemplazan el avance presencial, apoyan los conocimientos de la población estudiantil.

El ministro de Educación, Víctor Hugo Cárdenas, manifestó que el coronavirus afecta al sistema.

“Esperemos que esta interrupción dure poco tiempo, que las clases se reanuden y se reajuste el calendario, es lo que esperamos para evitar perjuicio en los estudiantes”, manifestó.

Se refirió a que algunos centros educativos de primaria, secundaria y universidades realizan cursos virtuales, pero no de forma general debido a que no todos tienen accesos tecnológicos.

“Es un tiempo de reflexión para pensar que en 14 años, pese a que les dotaron computadoras y existe el satélite, no fueron capacitados ni estudiantes ni maestros para trabajar adecuadamente en épocas de crisis como esta”, reclamó Cárdenas.

Agregó que se coordina con la Asociación Nacional de Universidades Privadas, Asociación Nacional de Colegios Privados (Andecop) y las dos confederaciones de maestros urbanos y rurales para atender a estos grupos de la mejor manera posible en este tiempo y evitar perjuicios en el avance.

Sin embargo, hizo hincapié en que de ninguna manera estas clases virtuales reemplazan las presenciales, que en realidad son las de calidad, y lo que se pretende es lograr un avance equilibrado en estos días.

Agregó que existen denuncias de algunos padres de familia en sentido de que los profesores solo dan tareas virtuales sin que expliquen antes de qué tratan estos avances, lo que significa un perjuicio para los estudiantes, por lo que la autoridad pidió a los maestros actuar con profesionalismo para luego exigir al estudiante.

“Una plataforma virtual es solo un apoyo, una ayuda, pero de ninguna manera se puede sustituir una clase presencial, que es útil al momento de realizar un trabajo o una prueba. Hay aspectos prácticos y procedimentales que no se sustituyen y por tanto no se trata de cargar con tarea a los estudiantes”, dijo.

Capacidad

“Lamentablemente, Bolivia no está capacitada para responder adecuadamente bajo este sistema debido a que en estos últimos años no se avanzó nada», criticó Cárdenas.

Señaló que no existen las suficientes plataformas virtuales y en algunos casos las computadoras aún son ocupadas como máquinas de escribir, además de que el internet es caro y lento.

Pago de pensiones

Acerca del pago en los colegios y universidades privadas, la autoridad declaró que en las que se avancen materias de forma virtual y que tengan sistemas modulares y de planificación semestral no tendrán problemas y el pago será flexible.

“No se puede presionar con el pago de pensiones, se analizará y el próximo mes se adoptará un actitud flexible para postergar su pago hasta que se normalicen las clases, además de reprogramarlas”, aclaró.

Vacaciones

En cuanto al descanso pedagógico, que se realiza normalmente a fines de junio, la autoridad de Educación señaló que hay que salvar las interrupciones en el proceso educativo para disminuir los factores negativos.

«Esperemos que más temprano que tarde acabe esta crisis y se retorne a clases, entonces se analizará el tema del descanso», indicó.

Finalmente, informó que la Oficina de Gestión Social de la Presidencia habilitó un centro de llamadas para brindar asesoramiento psicológico.

«Es un apoyo oportuno para épocas como esta, en la que padres de familia o estudiantes tienen algunas dudas», señaló.