DEP 18 - FOTO 1 - PARTIDO

 

La Paz / Redacción

La decisión del tema de la ausencia de Sport Boys al partido contra Real Potosí está en manos de la Comisión Técnica y del Comité Ejecutivo de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF), de acuerdo con el artículo 40 del Código Disciplinario del ente federativo, sin tener que recurrir al Tribunal de Justicia Deportiva (TJD).

Según el artículo, el segundo párrafo señala: “Se considera causas de fuerza mayor justificada, conflictos sociales, tales como: bloqueos, huelgas nacionales o departamentales, paros cívicos, conmoción civil o militar, paros decretados por servicios de transporte en general, que impidan a los equipos trasladarse al lugar donde deba disputarse el partido y otros que serán considerados por la Comisión Técnica y el Comité Ejecutivo de la División Profesional y Aficionado”.

De acuerdo con una interpretación correcta, en ninguna parte del artículo se hace mención a que el Tribunal de Justicia Deportiva tenga la facultad para resolver el caso, como pide el club The Strongest.

El TJD puede actuar si hay una denuncia formal de una de las partes en el conflicto, pero en ningún caso de oficio.

Si la Comisión Técnica pasa los obrados a esta instancia estaría deslindando sus responsabilidades porque la carta que envió Sport Boys para pedir la reprogramación del partido con Real Potosí llegó a su poder y de acuerdo a competencia es la facultada a rechazar o autorizar una modificación.