Pol 2 F1 OEA

 

Redacción central – Edición impresa

Con el apoyo de 26 países de 34, el Consejo Permanente de la Organización de los Estados Americanos (OEA) solicitó ayer al Gobierno de Bolivia que llame “urgentemente” a elecciones con el fin de pacificar el país.

El documento fue aprobado por 26 votos a favor (Antigua y Barbuda, Argentina, Bahamas, Belize, Bolivia, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Estados Unidos, Grenada, Guatemala, Guyana, Haití, Honduras, Jamaica, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana, Saint Kitts y Nevis, Santa Lucía y Venezuela), tres votos en contra (México, Nicaragua y San Vicente y las Granadinas), cuatro abstenciones (Barbados, Suriname, Trinidad y Tobago y Uruguay) y un país ausente (Dominica).

La representante de Bolivia, Ivanna Bracamonte, votó a favor de la resolución.

El texto, propuesto por Colombia y Brasil, instruye a la Secretaría General de la OEA a otorgar a Bolivia todo el apoyo técnico “para que se dé inicio inmediato al proceso electoral, de conformidad con los principios de transparencia, independencia, credibilidad y confianza”.

Bolivia sufre una aguda crisis política, desatada por las denuncias de fraude en las elecciones del 20 de octubre, que precipitaron la dimisión de Evo Morales bajo la presión de protestas y de las Fuerzas Armadas, y la toma de poder de un gobierno interino, liderado por Jeanine Áñez.

La resolución insta a todos los actores políticos y a la población en general “al inmediato cese de la violencia” y pide a las autoridades que garanticen “de manera plena e irrestricta” el respeto y la protección de los derechos humanos.

Hugo Cayrus, el embajador de Uruguay, propuso enmendar la resolución porque señaló que no había sido “invitado” a las discusiones, pero esta propuesta fue rechazada por 17 votos en contra y siete apoyos.

El diplomático uruguayo pidió que en la resolución se incluyera la mención de que Bolivia sufrió “un quiebre institucional”.

La postura fue secundada por las embajadoras de México, Luz Elena Baños Rivas, y de Nicaragua, Ruth Esperanza Tapia Roa, pero ello no fue suficiente.

El representante de Estados Unidos, Alexis Ludwig, calificó la resolución como “simple y directa” y pidió sumarse a los países patrocinadores.

Además, el diplomático estadounidense llamó a “todas las partes de la sociedad boliviana —incluyendo al expresidente Evo Morales y a su partido— a que se abstengan de la violencia”.

La OEA está compuesta por 35 miembros de la OEA (34 en la práctica, dado que Cuba no participa).

Casi haciendo eco del llamado, la presidenta Jeanine Áñez presentó en la tarde el proyecto de Ley de Régimen Electoral Transitorio a la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP).

El proyecto de ley tiene tres objetivos principales: anular las elecciones del 20 de octubre, convocar a nuevos comicios generales y designar a los vocales del Tribunal Supremo Electoral y de los tribunales electorales departamentales, indicó el ministro de Justicia, Álvaro Coímbra.

 

Resolución sobre “La situación en Bolivia”

EL CONSEJO PERMANENTE DE LA ORGANIZACIÓN DE LOS ESTADOS AMERICANOS,

RECORDANDO que el artículo 1 de la Carta Democrática Interamericana afirma que “Los pueblos de América tienen derecho a la democracia y sus gobiernos la obligación de promoverla y defenderla”.

RECONOCIENDO la necesidad de la celebración de elecciones lo más pronto posible, de conformidad con las disposiciones constitucionales de Bolivia.

SUBRAYANDO la urgente necesidad de que todos los actores políticos, sociales e institucionales actúen en el marco del respeto por el Estado de Derecho y conforme lo estipulan la Constitución y las leyes bolivianas.

TENIENDO PRESENTE que debe ser garantizado que el proceso electoral sea desarrollado con justicia, libertad, transparencia y respeto a la voluntad soberana del pueblo boliviano.

TOMANDO NOTA de las preocupaciones expresadas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos el 12 y el 16 de noviembre de 2019 sobre los actos de violencia en Bolivia y sobre la publicación del Decreto Supremo Nº 4078, del 15 de noviembre de 2019.

RESUELVE:

1. Llamar a las autoridades bolivianas a convocar urgentemente a elecciones, de conformidad con el mandato constitucional y legal de Bolivia, adoptando prontamente un calendario electoral que brinde certeza al pueblo boliviano sobre un proceso electoral con todas las garantías democráticas.

2. Urgir a todos los actores políticos y civiles en Bolivia, incluyendo a todas las autoridades, a la sociedad civil, a las Fuerzas Armadas y de seguridad, y a la población en general, al inmediato cese de la violencia, a preservar la paz y a procurar un diálogo franco para promover la reconciliación democrática nacional.

3. Hacer un llamado a todas las autoridades bolivianas para que garanticen de manera plena e irrestricta el respeto y la protección de los derechos humanos y que garanticen la responsabilidad por cualquier violación de los mismos, de conformidad con el derecho internacional de derechos humanos.

4. Apoyar la iniciativa del Secretario General de la OEA de desplegar, por invitación de Bolivia, una delegación para sostener encuentros preliminares de alto nivel en búsqueda de garantizar, en un breve plazo, la celebración de elecciones libres, justas y transparentes con garantías efectivas.

5. Instruir a la Secretaría General de la OEA para que, a través de la Secretaría para el Fortalecimiento para la Democracia, otorgue todo el apoyo técnico solicitado, necesario para que se dé inicio inmediato al proceso electoral, de conformidad con los principios de transparencia, independencia, credibilidad y confianza como parte de los estándares internacionales electorales.