FOTO: APG

Bolivia Digital

Siete autoridades del Órgano Ejecutivo se contagiaron con coronavirus hasta la última hora del martes 14 de julio, cuando se confirmó que el ministro de Hidrocarburos, Víctor Hugo Zamora, dio positivo a la prueba de COVID-19

“Al momento, la autoridad presenta un cuadro asintomático, se encuentra estable y se mantiene aislado cumpliendo todos los protocolos de bioseguridad», detalla un comunicado de esa cartera de Estado.

El Gobierno se ve golpeado por una ola de contagios que obliga a sus autoridades a trabajar de forma virtual. Desde la presidenta Jeanine Áñez, que se encuentra aislada y en buenas condiciones de salud, hasta directores de unidades resultaron contagiados.

A esta lista se suma la presidenta Jeanine Áñez, los ministros de Relaciones Exteriores, Karen Longaric; Presidencia, Yerko Núñez; de Salud, Eidy Roca; de Minería, Jorge Oropeza; de Economía, Óscar Ortiz y de Justicia, Álvaro Coimbra que presenta un cuadro asintomático.

El pasado 6 de julio, el ministro de Trabajo, Oscar Mercado se aisló de forma preventiva porque tuvo contacto con un personal de seguridad que dio positivo al virus. Tras una segunda muestra realizada, la autoridad no presentó ningún contagio y retomó sus actividades.

Bolivia registró este martes 1.617 nuevos contagios y 32 decesos, acumulando un total de 50.867 casos confirmados, 1.898 fallecidos y 15. 819 recuperados, a cuatro meses de haberse confirmado el primer paciente con coronavirus.

De acuerdo con el parte médico diario, la presidenta Jeanine Áñez fue sometida a una tomografía axial computarizada simple del tórax, en la que no se evidenció ninguna complicación provocada por el Covid-19, que le fue diagnosticado hace cinco días.

«El día de hoy se le realizó una tomografía axial computarizada simple del tórax, en la que no se evidencia ninguna complicación provocada por esta patología en estadios más avanzados», establece parte del documento.

Mientras que el titular de Economía, Oscar Ortiz continúa internado y presentó un cuadro de daño pulmonar leve a moderado. La autoridad necesita oxígeno suplementario, aunque se siente bien.