Alumnos y padres de familia lamentaron las muertes de sus compañeros. (Foto: APG)

Bolivia

Después de la trágica muerte de siete estudiantes de la Universidad Pública de El Alto (UPEA) durante una asamblea, varios jóvenes se animaron a declarar, sin dar a conocer sus identidades, y expresaron el temor que le tenían al dirigente Wilson Quispe debido a su poder en las carreras del área económica.

Quispe es apuntado como el promotor de la junta estudiantil que se realizó el martes en la mañana y los conflictos que se suscitaron después en esa casa de estudios superiores.

“En su ambición de poder quería tener el control de la Facultad para cambiar a los docentes, según su gusto”, manifestó una estudiante.

Otro joven dijo que Quispe decidía quiénes podían ingresar a la carrera y, “si le daba la gana”, truncaba los trámites de egreso de cualquier estudiante que no estaba de acuerdo con su línea política.

“Te podía hacer aplazar porque hasta los docentes le hacían caso. Con su gente, sacaba y ponía docentes, y ellos le obedecían por no perder sus trabajos”, afirmó otro.

En redes sociales también circula una serie de denuncias en contra del autoritarismo y el prorroguismo de Quispe, ya que seguía como dirigente a pesar que egresó hace dos años.

El monopolio

El comandante de la Policía, coronel Jhonny Aguilera, señaló que días antes de la tragedia Quispe y su gente ya habían tomado los centros de estudiantes de Administración y Contaduría, y que pretendía hacer lo mismo con Economía para lograr un monopolio que le permitiría elegir a un decano para dicha Facultad.

El martes 2 de marzo en la mañana, Wilson Quispe obligó a los estudiantes que había convocado a subir al quinto piso de la Facultad para exigirle a Yamil que renuncie a su cargo como ejecutivo y de esta manera tendría el control del Centro de Estudiantes que le faltaba.

Las peleas de uno y otro bando ocasionaron que la baranda de seguridad ceda y caigan al vacío 11 estudiantes.

Encarcelamientos

El jueves se realizaron las audiencias cautelares de siete dirigentes estudiantiles y el juez dispuso su detención preventiva por cuatro meses en los penales de San Pedro y Obrajes.

Para las próximas horas está prevista la aprehensión de otros cinco universitarios, dos que también firmaron la convocatoria para la asamblea y tres que participaron en los conflictos.

Gobierno pleno

En contacto con Panamericana, Gonzalo Taboada, exrector de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA), dijo que la UPEA tiene un gobierno pleno.

“El sistema universitario tiene dentro de su autonomía una forma de cogobierno paritaria docente estudiantil, 50% de las decisiones las toman los docentes y el otro 50% los estudiantes. La UPEA no tiene cogobierno, tiene gobierno pleno; un voto un estudiante, un voto un docente; no existe la relación 50 y 50, como en las otras universidades públicas”, manifestó.

linkedin