Imagen referencial de dos personas que se saludan con el codo para mantener distancia entre uno y otro. (Foto: Shutterstock)

Infobae / Bolivia Digital

La pandemia del coronavirus podría ocasionar la muerte de unos 40 millones de personas en el mundo este año, pero si se aplica el distanciamiento social como medida preventiva, la cifra se reduciría a 20 millones, según un modelo matemático desarrollado por investigadores del Imperial College de Londres, en Reino Unido.

De acuerdo con ese estudio, la frecuencia en que se desarrollan reuniones sociales entre ciudadanos debería disminuir en un 40%, mientras que la interacción de adultos mayores con otras personas también tendría que reducirse en un 60%.

Los hallazgos revelados por la investigación demostraron que medidas más agresivas podrían reducir aún más el costo y advirtieron que “todos los gobiernos” tendrán que enfrentar “decisiones desafiantes” en las próximas semanas y meses sobre cuándo y cuán agresivamente deberían imponer el distanciamiento social y cuánto tiempo podrían permitirse estas medidas.

Pero, ¿por qué es importante esta medida? “El distanciamiento es vital para ayudar a la contención y es una obligación cívica que habla de solidaridad y de pensar en el principal objetivo, que es evitar la muerte de las personas mayores y demás grupos de riesgo”, indica el estudio. 

El médico infectólogo Tomás Orduna explicó a Infobae que “el distanciamiento significa volverse un poco más ermitaño y que todas las actividades se desarrollen preferentemente dentro de las casas y cuando se sale a lugares donde hay muchas personas mantener el mínimo contacto con ellas”.

Los investigadores que llevaron a cabo este trabajo calcularon que si se implementara un distanciamiento social aún más intensivo y a gran escala de manera temprana y sostenida, al reducir el 75% de las tasas de contacto interpersonal, podría salvar 38,7 millones de vidas del COVID-19.

El análisis contempla una serie de escenarios, como lo que habría sucedido si el mundo no hubiera tomado medidas para contener el nuevo coronavirus, dos escenarios que incorporan el distanciamiento social que resultan en una epidemia de un solo pico, y varios escenarios para suprimir la propagación de la enfermedad.