Lula, ayer se reunió con seguidores y expresó la intención de ganar en la primera vuelta de las elecciones. (Foto: Télam)

• Agencias /

Más de 156 millones de brasileños participarán en la primera vuelta de los comicios de hoy, quienes deberán elegir entre 11 candidatos, aunque según todas las encuestas los postulantes favoritos son el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva y el actual mandatario, Jair Bolsonaro.

Si ninguno de los candidatos o las candidatas reúne más del 50% de los votos válidos, los dos más votados se verán las caras en un segundo turno el domingo 30, un mes después.

Lula da Silva continúa con chances para vencer en primera vuelta las elecciones sin necesidad de un balotaje, de acuerdo con dos encuestas divulgadas, que le dan entre el 50 y 51% de intención de voto.

Según Datafolha, Lula recibe una intención de voto del 50%, mientras que Bolsonaro el 36%, Simone Tebet el 6% y Ciro Gomes 5%.

En tanto, la encuesta Ipec para la TV Globo proyectó a Lula con 51% contra 37% de Bolsonaro y 5% para Gomes y Simone Tebet.

Balotaje

En Brasil, para evitar el balotaje del 30 de octubre es necesario tener el 50% más uno de los votos.

El electorado creció un 6,21% en comparación con las elecciones presidenciales de 2018. Las mujeres son mayoría y representan el 52% del total. El 81% de los consultados dicen que tienen su voto “totalmente decidido”.

Lula da Silva afirmó ayer que está esperanzado con que ganará las elecciones y con el “resurgir de las cenizas” tras derrotar al presidente Jair Bolsonaro, para lo cual convocó a la población a acudir a votar y evitar el abstencionismo.

De buen humor y vistiendo un saco blanco con camiseta negra y pantalón negro, Lula dijo, entre risas, que estaba interpretando a “Carlos Gardel” y pidió a la población “no ir a la playa sin antes haber votado”, aunque aclaró que también piensa en cómo trabajar para un escenario de balotaje.

“Estoy muy esperanzado de que la elección se pueda definir mañana. Mañana estaré festejando por haber ganado en primera vuelta o para ir al balotaje. Mañana vamos a festejar la victoria con una fiesta en la Avenida Paulista. Y vamos a trabajar, porque resurgir de las cenizas como lo hicimos es de mucha alegría, de mucha victoria”, aseguró en una conferencia en San Pablo.

Bolsonaro, en tanto, realizaba al mismo tiempo una caravana en motocicleta por Joinville, interior de Santa Catarina, uno de sus bastiones electorales, para luego viajar a Río de Janeiro, donde votará.

TRIBUNAL ELECTORAL

El titular del Tribunal Superior Electoral (TSE) de Brasil, Alexandre de Moraes, instó a la ciudadanía a acudir a las urnas para elegir al nuevo presidente con una actitud de “paz, conciencia y responsabilidad”.

Los ciudadanos elegirán al presidente, gobernadores y legisladores.

El ausentismo suele rondar los 20 puntos, pese a que el voto es obligatorio en Brasil.  Los actuales sondeos toman ese dato en consideración, pero queda claro que si el ausentismo supera esa marca el resultado final será afectado.

ELECCIÓN

Los brasileños deberán elegir a los 513 miembros de la Cámara de Diputados y 27 de los 81 escaños que conforman el Senado. Además, están en juego el control de los 27 territorios que conforman Brasil, tanto a nivel de órganos legislativos como de gobernadores.

En las pasadas elecciones el Partido Social Liberal (PSL), con Bolsonaro como candidato, ganó la primera vuelta con un 45% de los votos, lo que le llevó a enfrentarse al candidato del Partido de los Trabajadores (PT), Fernando Haddad, que cosechó uno de los resultados más bajos de la formación en las últimas décadas.

Los 11 candidatos

Luiz Inácio Lula da Silva (Partido de los Trabajadores)

Jair Bolsonaro (Partido Liberal)

Ciro Gomes (Partido Democrático Laborista)

Simone Tebet (Movimiento Democrático Brasileño)

Vera Lúcia Salgado (Partido Socialista de los Trabajadores Unificado)

Felipe D’Avila (Nuevo)

Soraya Thronicke (Unión Brasil)

José María Eymael (Democracia Cristiana)

Léo Péricles (Unidad Popular)

Sofia Manzano (Partido Comunista Brasileño)

Kelmon Souza

El voto es electrónico

El voto electrónico integra el sistema electoral de Brasil desde 1996. La urna electrónica se compone de dos terminales, según explica el TSE: la terminal en la que se identifica al votante y se le autoriza a votar, y la terminal del votante en la que se registra numéricamente el voto.

Para que el votante elija, deberá poner el número del partido y confirmar el voto. Para eso, los votantes debieron realizar la identificación biométrica ante el Tribunal Electoral. En total, el 75% de los electores serán identificados mediante huellas dactilares. De todos modos, el registro biométrico no es excluyente para participar.

La votación será de 08.00 a 17.00 en todo el país, hora de Brasilia. Si bien el país cuenta con cuatro husos horarios, en esta elección el TSE ha decidido unificar el horario de votación a la zona horaria de la capital. Por eso, en ciudades amazónicas los colegios electorales abrirán de 06.00 a 15.00. Esta decisión no afecta a la cantidad de horas de votación.

En todos los Estados, el período de votación será de nueve horas. Después del cierre de la votación, es decir, a las cinco de la tarde, hora de Brasilia, comienza el recuento, que se puede seguir en la página del TSE.

Además del comportamiento electoral por Estados, los resultados pueden ser leídos territorialmente sobre la base de la división por regiones. Existen cinco regiones en Brasil que comparten identidad cultural y características económicas similares. La región sudeste es la más importante, representa al 42,6% de todo el electorado nacional y produce más del 55% del Producto Interno Bruto del país.