DEP 3 - FOTO 1 - MARCELO

La Paz / Redacción

Marcelo Martins volvió ‘locos’ ayer a los hinchas del Cruzeiro, que en un gran número se dieron cita en las afueras del club de Belo Horizonte para darle una calurosa y bullanguera bienvenida.

El Flecheiro es muy querido por los ‘torcedores’ azules porque el delantero boliviano ya jugó antes en ese equipo y dejó lindos recuerdos.

Ayer, cerca del mediodía, los aficionados que se anoticiaron de su presentación, empezaron a llegar y cuando Martins apareció empezaron a saltar de alegría.

El boliviano vistió la casaca del Cruzeiro en 2008 y en la Copa Libertadores marcó ocho goles, y fue campeón del torneo estadual esa temporada y después en 2014.

“Ni en el mejor sueño de mi vida me imaginé vivir esta fiesta”, expresó el delantero de 32 años a los hinchas, flanqueado por las mascotas del club y dirigentes.

Martins retorna al plantel azul después de estar cinco años en el fútbol chino, donde militó en el Changchun Yatai (2015-2016), Wuhan Zall (2017-2018) y Shijiazhuang Ever Bright (2019-2020).

“¡Flecheiro, flecheiro!” gritaron a coro los aficionados que contagiaron su entusiasmo al futbolista.

El club concretó la vuelta de Martins (Marcelo Moreno en Brasil, porque en ese país el apellido materno va primero) forma parte de la reestructuración institucional que se inició en enero.

Es por eso que también el jugador salió a saludar a la ‘torcida’ con un folder en sus manos que tiene como carátula ‘Reconstrucción’.

La gestión de un empresario, hincha del club, hizo posible su regreso. Y ayudó también mucho en la decisión del jugador el brote del coronavirus en China.

En 2008 el Cruzeiro transfirió al jugador al Shakthar Donetsk, de Ucrania, por 13 millones de dólares. Es el futbolista más caro de Bolivia.

linkedin