El gobernador de Oruro, Zenón Pizarro, pidió al Gobierno encapsular o aislar por completo los municipios de Eucaliptos, Huanuni y Quillacas. (Foto: Gobernación de Oruro).

Reynaldo González / Bolivia Digital

El gobernador de Oruro, Zenón Pizarro, pidió al Gobierno encapsular o aislar por completo los municipios de Eucaliptos, Huanuni y Quillacas, donde se registraron nuevos casos de coronavirus (COVID-19).

Pizarro explicó que la medida de aislamiento es necesaria ante el desacato de sus pobladores a las medidas de cuarentena total que rigen en todo el territorio nacional desde el 25 de marzo, como medida preventiva contra la expansión de la pandemia.

Entre el pasado lunes y martes, Oruro duplicó la cantidad de casos positivos de la enfermedad, pasando de 13 a 30.

En ese sentido, la autoridad lamentó que pese al brote de la enfermedad en la región altiplánica, “muchas personas sigan caminando por las calles”, por lo que volvió a convocar a los habitantes de su departamento a cumplir con las medidas de aislamiento social.  

“Nos duele como autoridades, hay impotencia, no sabemos qué hacer, no sabemos cómo hacerle entender a esa gente (…). Pedimos por su salud, por su familia, hermanos orureños, cuídense”, afirmó en declaraciones a radio Illimani.

El departamento ubicado al oeste boliviano fue el primero en registrar un caso de COVID-19 el 10 de marzo. Tras mantener un silencio epidemiológico de 21 días con solo ocho casos confirmados, el pasado lunes registró un rebrote considerable.

Ante la situación, Pizarro ya había anunciado que pedirá al Gobierno la puesta en marcha del estado de excepción y militarización del departamento para controlar el cumplimiento de la cuarentena.

“Solo así vamos a poder salir adelante, caso contrario la gente no obedece”, declaró.

Hasta la fecha, la medida de encapsulamiento —que implica el aislamiento completo de una comunidad— solo fue aplicada en la ciudad de Montero (Santa Cruz), que la pasada semana registró altos índices de casos de coronavirus.