El 20 de marzo el gobierno instaló un centro de coordinación estratégica para la lucha contra el Coronavirus, instancia que es comandada por la presidenta Jeanine Añez. (FOTO: ABI)

La Cámara Nacional de Industrias (CNI) propone un retorno paulatino y ordenado, pero con todas las medidas de bioseguridad. El Gobierno hará evaluaciones técnicas.

Mauricio Quiroz Terán / Bolivia Digital

Bolivia lleva algo más de un mes de una cuarentena impuesta por la pandemia del coronavirus (COVID-19) y el Gobierno evalúa la posibilidad de un levantamiento paulatino de las medidas de aislamiento con la perspectiva de activar la economía, con todas las medidas de bioseguridad.

La cuarentena fue dictada inicialmente hasta el 15 de abril y luego fue ampliada hasta el 30 debido a que los casos de coronavirus en el país siguen en aumento. La presidenta Jeanine Áñez anticipó que se harán evaluaciones sobre datos científicos acerca de la continuidad de la medida.

El ministro de la Presidencia, Yerko Núñez, indicó que esa decisión se tomará sobre la base de casos científicos y técnicos de “gente conocedora” que trabaja todos los días en el piso 22 de La Casa Grande del Pueblo, donde se analizan los datos de la pandemia en territorio nacional.

“Es importante cuidar la salud, (pero también) la economía, que son los dos temas en los que ahora el Gobierno está enfocado y (…) las decisiones que sean las más adecuadas para ir saliendo de esto”, señaló este miércoles la autoridad.

Núñez, en una entrevista con la Red Uno, remarcó que es prácticamente imposible levantar toda la cuarentena de un momento a otro, porque hay que “ir saliendo de esto de a poco” e insistió en que este tema será analizado bajo criterios de los especialistas.

En el piso 22 de La Casa Grande del Pueblo trabaja un equipo científico que coordina con las autoridades del Gobierno, la cooperación internacional y la misma Organización Mundial de la Salud (OMS).

“El gabinete está en alerta y en cualquier momento puede sesionar, puede tomar decisiones con la información de ese piso; entonces, estamos atentos para tomar decisiones”, apuntó.

Ante este este escenario, el presidente de la Cámara Nacional de Industrias (CNI), Ibo Blazicevic, informó que los empresarios ya presentaron una propuesta para el retorno al trabajo y luego anticipó que una ampliación de la cuarentena en las actuales condiciones sería “desastroso”.

“De 35 mil empresas legales, solo 6.000 trabajan y 29 mil están sin trabajar; así, la cantidad de compañías que no están generando ingresos es tremendamente alta”, manifestó.

“Estamos proponiendo una vuelta ordenada al trabajo de las fábricas con medidas de bioseguridad muy estrictas, también estamos proponiendo un fondo de reactivación para la industria y algunas medidas adicionales para mantener viva y competitiva a nuestras industrias”, precisó el ejecutivo, quien espera preservar al menos 106 mil fuentes de empleo.

Blazicevic, en todo caso, valoró los bonos que aprobó el Gobierno y la facilidad de los créditos para que se puedan pagar los sueldos, pero consideró importante la reactivación de la economía.

Ante esta necesidad, el Viceministerio de Seguridad Ciudadana elaboró un protocolo de ocho puntos que los restaurantes deben cumplir para reabrir sus negocios y atender pedidos por delivery, entre los que se cuenta la obligatoriedad para que los empleados de estos recintos se laven las manos al menos cada media hora, como medida ante la pandemia del coronavirus (COVID-19).

“Para garantizar la seguridad y salubridad en el restaurante, todo el personal, responsables y trabajadores del restaurante deben lavarse las manos cada 30 minutos, cumpliendo y haciendo cumplir de manera rigurosa el siguiente procedimiento”, señala el documento.