POL 13 -F1- NUÑEZ_PRESIDENCIA

 

Víctor Hugo Chambi O. – Edición impresa

El ministro de la Presidencia, Yerko Núñez, afirmó que el Gobierno de transición de la presidenta Jeanine Áñez se mantendrá al margen del proceso electoral y centrará sus labores en la gestión gubernamental y en buscar la unidad de los diferentes sectores del país.

“Nosotros desde el Gobierno decidimos hacer gestión, tomamos la decisión de pacificar el país, de convocar a elecciones para que (el país) tenga un Gobierno totalmente democrático, en unas elecciones limpias; ese es el trabajo al que está abocado el Gobierno”, dijo la autoridad en un encuentro con los periodistas.

Agregó que a las autoridades del Gobierno de transición “les preocupa” que los opositores al Movimiento al Socialismo se encuentren divididos, y ante esa situación “les obliga” a buscar la unidad de Bolivia para lograr un gobierno “en torno a la libertad, la democracia; no queremos un Gobierno que viole la Constitución Política del Estado y las leyes”, añadió.

La preocupación a la que hace referencia el ministro Núñez se debe al audio filtrado de una conversación entre el expresidente del Comité Cívico de Santa Cruz Fernando Camacho y el presidente del Comité Cívico Potosinista (Comcipo), Marco Pumari, por una posible diferencia en torno a la forma de constituir un binomio para las próximas elecciones generales de 2020.

En la oportunidad, Núñez enfatizó que “este es un Gobierno en el que queremos pacificar el país y queremos abrazarnos entre todos los bolivianos, esa es su misión”, por lo que está predispuesto a buscar el diálogo con todos los sectores de la población, incluidos aquellos que están en campaña electoral.

“Tomamos la decisión de no meternos al trabajo partidario, en campaña; no verán al aparato del Estado haciendo campaña por un candidato, precisamente porque este es un Gobierno de transición, un Gobierno de paz. Nosotros vamos a tender todos los puentes necesarios para llegar a todas las organizaciones sociales, porque los bolivianos necesitamos paz”, sostuvo.

Muestra de esta pacificación es la aprobación del Decreto  Supremo 4100 para indemnizar a las familias de los fallecidos en las movilizaciones de octubre y noviembre, además de garantizar la recuperación total de los heridos.

La mencionada norma, hecha pública por la presidenta Jeanine Áñez la pasada semana, establece el pago, único y por una sola vez, de 50 mil bolivianos a los familiares de los 29 fallecidos en Senkata (La Paz), Sacaba (Cochabamba), Montero (Santa Cruz) y Potosí, además de atenciones médicas a los heridos.

Apuntes

En menos de un mes de gobierno, la presidenta Jeanine Áñez y la Asamblea Legislativa Plurinacional promulgaron la ley para la selección de vocales del Tribunal Supremo Electoral y la convocatoria a elecciones.

Hasta el 18 de diciembre se tendrán seleccionados a seis vocales del Órgano Electoral.