El ministro de Salud, Marcelo Navajas, junto con los directores de los Sedes de Cochabamba, Miguel Ángel Delgado (izq.), y La Paz, René Sahonero.

Ángela Márquez / Bolivia Digital

La presidenta Jeanine Áñez indicó este jueves que el Gobierno tuvo que intervenir el Servicio Departamental de Salud (Sedes) de Cochabamba y La Paz por la descoordinación ante la crisis que sufre el país en la lucha contra el coronavirus (COVID-19).

“Decidimos como Gobierno intervenir los Sedes porque hay una descoordinación en una situación tan crítica, en una condición tan dramática no puede ni debe existir en los diferentes niveles del Estado, nosotros como Gobierno tenemos mucha responsabilidad y la estamos asumiendo”, dijo en el acto de entrega de donaciones e insumos de bioseguridad en la ciudad de Trinidad, Beni.

La semana pasada, el Gobierno nombró directores interinos en un intento de mejorar la coordinación entre los distintos niveles de administración de la salud. Este jueves, la Jefa de Estado señaló que esta descoordinación se produjo especialmente a la hora de distribuir insumos de bioseguridad en favor del personal médico y sanitario.

Mediante la Resolución Ministerial 196, fechada el 13 de abril, estableció que el Sedes de Cochabamba pase a la dependencia de esa cartera de Estado, de forma excepcional y temporal, durante la vigencia de la emergencia sanitaria por el coronavirus. La resolución designa como director interino a Miguel Ángel Delgado Koriyama en lugar de Eddy Calvimontes.

En La Paz, se designó a René Sahonero como director técnico interino del Sedes, bajo la dependencia directa del Ministerio. Ambas resoluciones están firmadas por el ministro del área, Marcelo Navajas, quien confirmó que se trataba de una intervención en esas oficinas departamentales hasta que pase la emergencia sanitaria.