El ministro de la Presidencia, Yerko Núñez, en conferencia de prensa. (Foto: Ministerio de la Presidencia)

Karem Mendoza G./Bolivia Digital

El ministro de la Presidencia, Yerko Núñez, lamentó que ―ante una situación “especial y difícil” de la pandemia que enfrenta el país― existan sectores que buscan “distorsionar” la información y traten de generar incertidumbre y temor en la población.

La autoridad ratificó que el Decreto Supremo 4231 está dirigido a estos pequeños grupos que crean “vandalismo” y no se quedan en casa, actitudes que pondrían en riesgo la salud de la población.

“Este es un momento especial y difícil que estamos atravesando los bolivianos, hay pequeños grupos y sectores que tratan de distorsionar la información. Tratan de crear incertidumbre y temor en la población. Tratan de que la población se pueda contagiar de este virus que hace tanto daño a la humanidad, es la razón por la que el Gobierno sacó el decreto supremo (4231)”, aseveró Núñez.

La autoridad destacó y agradeció a la ciudadanía que prioriza la vida, la salud, cumple la norma y se queda en sus hogares. Además, reiteró que la norma no va en contra de los periodistas y la libertad de expresión.

“Las personas que inciten el incumplimiento del presente decreto supremo (sobre la cuarentena) o difundan información de cualquier índole, sea en forma escrita, impresa, artística y/o por cualquier otro procedimiento que ponga en riesgo o afecte a la salud pública, y genere incertidumbre en la población, serán pasibles a denuncias por la comisión de delitos tipificados en el Código Penal”, señala la norma.

Al respecto, el candidato presidencial por Comunidad Ciudadana, Carlos Mesa, considera que los medios de comunicación actúan con responsabilidad y en respaldo de las medidas estatales respecto a la lucha contra el coronavirus.

Mesa manifestó que el país se encuentra frente a un escenario nuevo en el que las redes sociales “irrumpieron” de distintas maneras durante la pandemia.

“Todos hemos sido víctimas de tergiversaciones, noticias falsas, manipulación, acciones de sabotaje y acciones en que la mentira puede ser mayoritaria. Eso es parte del costo de la libertad de expresión, de pensamiento y opinión, pero no habrá una medida específica que limite lo que estamos viviendo en las redes sociales”, aclaró.