La Paz/ABI – Edición impresa

El ministro de la Presidencia, Yerko Núñez, indicó ayer que el Ejecutivo no emitirá ninguna opinión sobre videos o grabaciones que distorsionen la lucha pacífica que protagonizó el pueblo en Bolivia tras los resultados de las elecciones fraudulentas del 20 de octubre.

“El Gobierno no emitirá opinión sobre grabaciones, videos y cualquier otro tipo de comunicación que distorsione la lucha pacífica del pueblo boliviano por recuperar la democracia”, escribió en su cuenta de Twitter.

Núñez manifestó esa posición un día después de que en las redes sociales circularon videos de actuales y exdirigentes cívicos revelando supuestos acuerdos realizados con militares y policías durante los conflictos políticos y sociales tras los comicios pasados.

La autoridad dejó en claro que durante 14 años la democracia “se encontraba secuestrada por el régimen autocrático” encabezado por el expresidente Evo Morales, situación que generó descontento en la población boliviana, que asumió medidas de presión de forma pacífica para rechazar y exigir la dimisión del exmandatario.