El ministro de Trabajo, Franz Choque, saluda al ejecutivo de la COB, Juan Carlos Huarachi. (Foto: Ministerio de Trabajo)

Bolivia Digital

A días de conmemorar el 1 de mayo, Día del Trabajador, el Gobierno trabaja en encarar junto a la Central Obrera Boliviana (COB) un pacto social por la salud, para lo que será el período pospandemia, que llegará con dificultades económicas. Entre los acuerdos que se prevé lograr está el de generar políticas públicas para garantizar la estabilidad laboral.

El tema fue planteado a comienzos de la cuarentena y es que de la reunión prevista para este martes se quiere cerrar los consensos pertinentes para anunciarlos el viernes, jornada que se celebrará a los trabajadores, informó el viceministro de Empleo, Servicio Social y Cooperativas, Franz Choque.

“Este pacto social por la salud y por la vida tiene el objetivo de reflexionar sobre los efectos del pospandemia, de la recesión económica que debe ser considerada, encarada y analizada no solamente por el Gobierno nacional, sino por los diferentes sectores sociales y en este caso por la representación del sector trabajador. En ese entendido, hemos estado trabajando mesas técnicas al interior del Ministerio de Trabajo”, afirmó la autoridad.

Choque adelantó que en el encuentro con los dirigentes cobistas se pondrá en análisis la realidad económica y los gastos erogados por el Estado para la contención del COVID-19, apoyo a las familias y empresas. Si bien se conversará también sobre el incremento salarial, la posibilidad de adelantar porcentajes “es lejana”, aseveró.

Mencionó que una de las consecuencias luego de la emergencia sanitaria será el retiro de trabajadores. “El Gobierno nacional tiene que generar políticas públicas para la reinserción laboral, no solamente tiene que ver con incremento salarial, sino de generar condiciones sociales y económicas”, agregó.

El alza salarial para esta gestión está latente para el secretario ejecutivo de la COB, Juan Carlos Huarachi. Mencionó a radio Panamericana que está a la espera de una contrapropuesta del Gobierno sobre el pedido de aumentar 15% al haber básico, y 10% al mínimo nacional.

“Los trabajadores jamás van a renunciar a ese derecho, así mínimo que sea, estamos para discutir y para plantearnos la realidad que está viviendo el país, viendo la economía del Estado y la economía del sector privado”, dijo el dirigente.

Huarachi aseguró que la COB es consciente de la realidad económica del país ante la emergencia sanitaria, entre las prioridades de la organización social está preservar la vida y la estabilidad laboral, afirmó el dirigente. Dijo que aguarda llegar a consensos el martes para que sean anunciados el Día del Trabajador.