Un vehículo volcado por las personas que protagonizaron las protestas en Kara Kara. Foto: ABI

Cochabamba ABI

El viceministro de Régimen Interior, Javier Issa, aseguró el domingo que el Gobierno agotará todas las instancias de diálogo, antes de aplicar medidas coercitivas para resolver los conflictos que se suscitan en la zona K’ara K’ara, al sur de la ciudad de Cochabamba.

«Vamos a agotar todas las instancias de diálogo antes de la confrontación», manifestó Issa quien asistió a una mesa de negociación convocada por la Defensoría del Pueblo, junto a autoridades regionales de Cochabamba en busca de que se suspenda el bloqueo al ingreso del botadero de esa ciudad.

El viceministro aseguró que el Gobierno desea que el diálogo prime con el fin de resolver el grave problema que experimenta Cochabamba con la acumulación de basura en calles y espacios públicos, en plena emergencia por la pandemia del coronavirus.

«No queremos que bolivianos se enfrenten a bolivianos, la idea es que podamos llegar a un acuerdo concertado en esta mesa de diálogo», aseguró Issa.

Issa lamentó la acumulación de basura que se registra en la ciudad de Cochabamba, por ser un factor que aumenta la probabilidad de contagio del coronavirus.

Las declaraciones de Issa fueron realizadas antes de dirigirse, de la comuna Alejo Calatayud, donde se pretendió iniciar la mesa de diálogo, convocada por la Defensoría, por el temor de los dirigentes de ser detenidos.

Los vehículos de las autoridades de Gobierno, Gobernación y Alcaldía fueron requisados por los bloqueadores, antes de ingresar a la zona.

Sin embargo, el viceministro Javier Issa y el comandante de la Policía, abandonaron el lugar, porque los movilizados pretendían dialogar en K’ara K’ara, pero considera que no existían las condiciones para realizar el encuentro ahí, sin embargo, espera que se fije un lugar neutral para concretar la reunión.

La autoridad explicó que su decisión fue adoptada en vista de la exigencia de los dirigentes de los denominados «autoconvocados» de no negociar en otro lugar que no fuese el interior de K’ara K’ara.

«Después de cambiar dos veces el lugar de reunión, pretendieron que ingresemos a K’ara K’ara, pero informes de Inteligencia nos advirtieron de la presencia de un numeroso grupo de personas muy belicosas», refirió el viceministro Issa.

Por su parte, las autoridades regionales anunciaron que en ese diálogo prevén llegar a un acuerdo con los movilizados para atender sus demandas.