La Canciller del Estado, Karen Longaric. (Foto: APG)

Karem Mendoza G./Bolivia Digital

El Ministerio de Relaciones Exteriores, a través de un comunicado, ratificó que el Gobierno continuará su lucha contra todo tipo de violencia hacia las mujeres, niñas y adolescentes.

Muestra de estas intenciones, la Cancillería se adhirió a la Declaración Internacional Conjunta con más de 59 países para implementar políticas en defensa de los derechos de este grupo vulnerable.

Las autoridades aclararon que el comunicado internacional, denominado «Proteger la salud y los derechos sexuales y reproductivos y promover una respuesta que tenga en cuenta el género en la crisis del COVID-19”, es coincidente con los derechos fundamentales y garantías establecidos en la Constitución Política del Estado del país.

“El Gobierno constitucional ratifica su lucha contra todo tipo de violencia hacia la mujer, las niñas y adolescentes, y deja en claro su posición establecida en la Constitución Política del Estado y las leyes, de respeto al derecho a la vida desde su concepción hasta la muerte natural”, indica parte del comunicado emitido por la Cancillería.

Por otro lado, el Estado considera que la pandemia por el coronavirus presenta una nueva amenaza en el incremento del riesgo y de la situación de vulnerabilidad de mujeres, niñas y adolescentes. Esta situación aumentó los casos de violencia sexual y los índices de feminicidio.

Durante la cuarentena por la crisis sanitaria del COVID-19, Bolivia registró 11 feminicidios. De enero a mayo suman 41 feminicidios y 26 infanticidios.

“De las 41 autopsias realizadas por hechos de feminicidio durante este año, 11 corresponden al período de la cuarentena total dispuesta como medida preventiva por el coronavirus. La mayor incidencia se registra en el departamento de La Paz con 12 casos, seguido de Santa Cruz con nueve, Cochabamba con seis, Oruro con tres, Potosí con tres, Chuquisaca con dos, Beni con dos, Tarija con dos y Pando con dos casos”, indica un comunicado del Ministerio Público.

Entretanto, la Cancillería añadió que se suma a los esfuerzos de los organismos multilaterales, incluidos los de las Naciones Unidas, por dar una respuesta “global y coherente” al coronavirus.

Por tanto, anunció que respalda al Fondo de Población de las Naciones Unidad (UNFPA, por sus siglas en inglés), ONU Mujeres, la Organización Mundial de la Salud (OMS), el Banco Mundial, los bancos regionales de desarrollo, así como las declaraciones del G7 y el G20.