El ministro de Gobierno, Arturo Murillo (der.), y el viceministro de Seguridad Ciudadana, Wilson Santamaría. (Foto: APG)

Bolivia Digital

A tiempo de lamentar el bloqueo caminero instalado ayer por la noche en la población de Ivirgarzama, en el trópico de Cochabamba, y calificarlo como una “medida con impulso político partidario” porque hay una mezcla de peticiones que en muchos casos son incomprensibles, el viceministro de Seguridad Ciudadana, Wilson Santamaría, remarcó que el gobierno de la presidenta Jeanine Áñez apuesta por el diálogo y no hace eco de la confrontación.

“No vamos a intervenir esas acciones sin justificación y esperamos que retorne la cordura. La Policía tiene suficiente trabajo para proteger a la población como para dedicarse a atender reivindicaciones políticas y partidarias (…). Los exhortamos a deponer esa actitud irresponsable e irracional y ponerse la camiseta de la salud y la vida”, señaló en conferencia de prensa.

Un grupo de personas rompió ayer la cuarentena en dicha región, instaló varios bloqueos camineros y cerró algunos accesos en demanda de mayor atención gubernamental para la distribución de combustibles y la realización de elecciones generales, entre otras peticiones.

Santamaría deploró estas acciones, puesto que el Gobierno hace muchos esfuerzos para el normal mantenimiento de las torres de comunicación, la provisión de combustibles líquidos y la distribución de alimentos.

“Piden que ingresen vehículos de alto tonelaje y nos encontramos con bloqueos. No solo han puesto piedras, sino que han decidido incendiar varias vías, los ingresos a las trancas y romper la cuarentena con ese justificativo que no tiene razón de ser. Está claro que tiene otro tipo de móviles sin justificación a pesar de que hemos dispuesto, a través de las instancias respectivas, garantizar la provisión como en cualquier otra localidad de estos productos e insumos de primera necesidad para el aprovisionamiento de la cadena alimenticia, pero no entendemos cómo pueden realizar bloqueos que impiden la continuidad de los servicios que exigen, ¿cómo puede llegar el combustible a destino final si está bloqueada la carretera?”, manifestó.

En los bloqueos se observó incluso a menores de edad en los alrededores mientras los dirigentes exigían elecciones inmediatas y combustibles, supuestamente para los tanques piscícolas, siendo que en días anteriores se detuvieron varios camiones que transportaban de manera camuflada precursores para la elaboración de pasta base de cocaína.

“El Gobierno exige mayor responsabilidad al momento de impulsar estas medidas que son irresponsables y ponen en riesgo la salud de la población. Estamos en un momento complicado, en uno de los picos más altos del manejo de la pandemia que exige el compromiso de la población para evitar la propagación”, apuntó.

El viceministro indicó que aún hay bloqueos esporádicos y que si se mantienen, en las próximas horas habrá muchos problemas, por ejemplo la falta de circulante, ya que las remesas ingresan al trópico por tierra desde Cochabamba y Santa Cruz.

“Existen dirigentes, grupos aislados y radicales que creen que promoviendo conflictos y convulsión social se resuelven los problemas, pero están equivocados porque la única forma de garantizar la convivencia pacífica entre ciudadanos es garantizando un trabajo coordinado, y el Gobierno ha demostrado que lo seguirá haciendo”, aseguró.

No se enviará a más policías

Al respecto, el viceministro de Régimen Interior y Policía, Javier Issa, señaló que los dirigentes que promueven los bloqueos son irresponsables porque coadyuvan a desestabilizar la seguridad en el trópico, ya que solo buscan intereses personales y políticos con el argumento de que son de la región.

“Tenemos poco efectivo policial ahí y la mayoría realiza diversas tareas, no vamos a confrontar a la población, los efectivos que están ahí van a resguardar la seguridad de los bancos y realizar las tareas que les corresponde. No mandaremos más contingente policial, por eso apelamos a que los dirigentes entren en razón y no realicen más estos actos que van en contra de su población”, manifestó.