El Gobierno se hará cargo del pago de las facturas de energía eléctrica por la cuarentena. Foto: Opinión.

Gabriela Ramos / Bolivia Digital

El Decreto Supremo 4200, emitido hoy por el gabinete de ministros, dispone que el Gobierno se hará cargo del pago de las facturas de energía eléctrica, correspondientes a la categoría domiciliaria, que estén debajo de los Bs 120.

En el caso del servicio de agua potable, el Estado pagará la mitad del consumo de todas las familias del país durante los tres próximos meses, es decir, abril, mayo y junio.

“El Gobierno nacional pagará las facturas de energía eléctrica de la categoría domiciliaria del país que consuman hasta Bs 120.- (ciento veinte 00/100 bolivianos) correspondientes a los meses de abril, mayo y junio de 2020. Asimismo, el Gobierno nacional pagará el cincuenta por ciento (50%) del consumo de agua de la categoría domiciliaria, de los meses de abril mayo y junio”, señala la norma presentada por la presidenta Jeanine Áñez en un mensaje a la nación.

La medida es parte de un paquete de acciones que endurecieron aún más la cuarentena obligatoria dispuesta por el Gobierno para frenar la propagación del coronavirus (COVID-19) en Bolivia, pero que también disponen mayor ayuda para las familias de menos recursos.

El documento establece que, para la aplicación de esta medida, la Autoridad de Fiscalización de Electricidad y Tecnología Nuclear (AETN) diseñará y pondrá en marcha un procedimiento para las empresas distribuidoras de electricidad del país.

“La Autoridad de Fiscalización y Control Social de Agua Potable y Saneamiento Básico (AAPS) diseñará e implementará el procedimiento, según corresponda”, indica el decreto.

La Mandataria ya había anunciado anteriormente la prohibición de corte de servicios básicos por falta de pago.

Ayer también se anunció la entrega de una canasta familiar gratuita para 1,6 millones de familias bolivianas de bajos recursos.

Previamente, se dispuso la entrega de un bono de Bs 500 para los padres cuyos hijos cursen el nivel inicial o primario en escuelas fiscales.

Para las familias y pequeños emprendimientos económicos que tienen adeudos con los bancos, se anunció la postergación en el pago del capital.