La vacuna que tienen más avances en su investigación es la desarrollada por la Universidad de Oxford. (Foto: Internet)

Bolivia Digital

El ministro de Obras Públicas, Iván Arias, informó que el Gobierno realiza las gestiones y sostiene conversaciones con al menos cuatro países, incluida la Universidad de Oxford, para adquirir – mediante compra o donación – la vacuna contra el coronavirus COVID-19.

“No solo hemos hecho gestiones y ya obtuvimos respuestas de Oxford. También ya se hicieron gestiones ante la India, estamos esperando respuesta; ante China que también está haciendo experimentos; se hizo gestiones ante Israel que están desarrollando (la vacuna) y Estado Unidos”, aseguró la autoridad en el programa Primero la Verdad, que difunde Bolivia Tv.

La vacuna que tienen más avances en su investigación es la desarrollada por la Universidad de Oxford, porque está en la fase de experimentación en seres humanos, sin embargo, la autoridad afirmó que aún no se tiene fecha de la llegada de la vacuna, porque primero se debe superar estas pruebas, que por ahora se realizan en Brasil.

“Ya están haciendo experimentos en seres humanos. Nosotros estamos anotados como país prioritario, ya sea que nos donen o que compremos. Si tenemos que comprar, lo haremos”, manifestó Arias, según un reporte del periódico Bolivia.

La canciller Karen Longaric – por instrucción de la presidenta Jeanine Áñez – sostiene las conversaciones y acuerdos con las entidades que realizan los experimentos para obtener vacuna contra el virus.

“De tal manera que el momento cuando se diga ‘hay la vacuna o se ha experimentado’, la dosis que requiramos nos lleguen lo más pronto posible y no después de un año o cuando aparezca”, insistió el Ministro de Obras Públicas.

La autoridad también afirmó que el Gobierno tuvo contacto con Rusia – país que desarrolla un tratamiento contra la enfermedad en base al medicamento Avifavir -, sin embargo, sostuvo que el remedio es muy costoso y aún no se comprobó su utilidad.

Arias dijo que en caso de que se terminen las pruebas con el Avifavir y se autorice su uso, a través del Comité Científico, también se gestionará la compra.

En ese sentido, el Ministro resaltó las cualidades de una vacuna – la cual tiene procesos de experimentación y comprobación de su utilidad -, a diferencia del tratamiento, que no asegura la recuperación total del paciente o que éste no vuelva a contraer la enfermedad.