Monica Zak

Víctor Montoya*

Monica Zak es escritora, periodista y productora de documentales para televisión. Durante 10 años trabajó en la revista Globen (El Globo), como corresponsal internacional, escribiendo reportajes de África, Asia y América Latina. Su preocupación principal fue siempre el derecho y la vida de los niños del mundo.
Monica Zak nació en Dresden, Alemania, en 1939, de madre sueca y padre checoslovaco. La pequeña familia salió de Alemania para evitar la Segunda Guerra Mundial. Creció en Örebro, donde culminó el bachillerato. Después se mudó a Estocolmo, donde estudió periodismo en la universidad y empezó su vida profesional. Entre 1994 y 2003 fue miembro de Svenska Barnboksakademin (Academia Sueca de la Literatura Infantil y Juvenil). Actualmente, reside en Estocolmo, está divorciada y tiene un hijo. Durante 2005 terminó un guión de película basado en su novela Pojkensomlevdemedstrutsar (El niño que vivió con avestruces), para la compañía de cine FinalCut de Dinamarca, y publicó la novela juvenil Tredjekärleken (El tercer amor).
La vida de Monica Zak está hecha de viajes, aventuras e investigaciones. En 1965 dejó su trabajo en el periódico Aftonbladet y compró junto con su exmarido un viejo barco de pesca, un barco sin motor, sólo con velas. Cruzaron el mar del Norte y el Atlántico. En la isla Tobago, en las Antillas, tuvieron un hijo, que se llama Christofer Tobago, y siguieron viajando. Con el viejo velero visitaron todas las islas del mar Caribe,  parte de América del Sur y Centroamérica. Durante ese viaje creció su amor e interés profundo por América Latina. El viaje duró seis años, y, durante ese tiempo, Monica Zak publicó sus primeros libros, uno para niños y otro para adultos sobre los indígenas cunas de Panamá. Desde entonces ha publicado 47, la mayoría destinada a los jóvenes y niños. Sus textos han sido traducidos a 15 idiomas. Viajó por América Latina varias veces y los ha publicado con temas vinculados a Perú, Panamá, Nicaragua, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Belice, México y Honduras. Sus últimas novelas juveniles son Alex Dogboy (2003) y El tercer amor (2005), cuya temática aborda las peripecias de un niño que vive con sus perros en las calles de Tegucigalpa, Honduras.
Su primer trabajo sobre Guatemala fue La hija del puma (1986), que se adjudicó dos premios, uno en Suecia y el otro a nivel internacional. La novela ha superado los 50.000 ejemplares vendidos en Suecia y ha sido publicada en Noruega, Dinamarca, Alemania, México y, en 2004, en Guatemala. La película La hija del puma, basada en la obra mencionada, ganó un Guldbagge (Escarabajo de Oro) en  Suecia y otros premios internacionales. 
Otros libros que reflejan la vida de los niños y jóvenes en Guatemala son Gatubarnsmordet (La muerte de un niño de la calle) y Felixgatubarn (Félix, niño de la calle), cortos que cuentan la vida de algunos niños en la ciudad de Guatemala. En la colección de cuentos cortos Tigermiraklet (El milagro del tigre) destaca el de dos niños indígenas de Guatemala adoptados por una sueca.
En los últimos años, Monica Zak se ha interesado mucho por la literatura de la tradición oral; ha reunido historias de espanto y aparecidos de varios países y ha publicado tres obras, en cada uno de ellos hay varios cuentos de América Latina. En el primero, Spökenfrån hela världen (Fantasmas del mundo entero), figuran, por ejemplo, El Sombreron, La Llorona y otros de la tradición oral nahual. Los menores suecos, gracias a este libro, conocen los espantos famosos de Guatemala y El Salvador, y hay suecos que juran que El Sombreron se les aparece ahora en las tiendas del sur de Suecia. El año 2004, este texto fue publicado en sorani, el dialecto más importante de los curdos. Según el traductor, ahora los niños curdos en Turquía, Irán e Irak conocen también a El Sombreron, a La Llorona y a los nahuales de los mayas.
Las últimas dos colecciones de terror son Vampyrens tunga (La lengua del vampiro, 2002), que ganaron el premio Bokjuryn (Jurado del libro). Fueron 16.000 lectores, de entre 14 y 19 años de edad, que lo nominaron como el mejor del año. Después salió a luz Den sjungandedödskallen (La calavera cantante, 2004), con cuentos orales de terror de América Latina, Suecia, Sahara, Somalia y Asia.
Monica Zak, como productora de documentales, ha filmado en México y en Guatemala un documental sobre el niño Omar Castillo, quien trató de proteger la última selva de México, y en 1995 otros tres sobre la selva de Ixcan de Guatemala, país al cual retornó con el camarógrafo Bo Öhlén, en 1999, para filmar el trabajo de algunas ‘brujas’. Las brujas y San Simón ganó el Premio de Onda de España como el mejor documental del año. Asimismo, filmaron otros cinco cortos para niños, Lucky en la Línea, sobre la vida de una niña de siete años que vive en La Línea. Luego regresaron para filmar otros tres más sobre la vida de algunos niños indígenas de Todos Santos y dos sobre niños mexicanos, quienes ayudan a los científicos a proteger las tortugas marinas.  
No cabe duda de que MonicaZak, con la habilidad legítima de una comunicadora de fuste, deja traslucir su preocupación por el destino de los países del mundo, como quien deposita su amor y su sabiduría en todo lo que escribe, aun a riesgo de conceder, de manera consciente o inconsciente, demasiada ternura maternal a sus personajes, algo que los lectores pueden constatar en algunos de sus libros cargados de sensaciones sólo conocidas por quienes entablan un contacto estrecho con los héroes y antihéroes de una obra literaria.

*Escritor y pedagogo