xxsoc-f1-mmaya-hernan

 

Redacción central – Edición impresa

Hicieron falta ocho hombres para mover a ‘Hernán’, que acababa de llegar en un vuelo de Boliviana de Aviación (BoA) desde Santa Cruz.
El jaguar de más de 100 kilogramos de peso y dos años de edad llegó ayer a La Paz rumbo a Senda Verde, el refugio paceño de vida silvestre que lo acogerá, luego de haber sido víctima de un traficante de vida silvestre que trató de venderlo en redes sociales por 700 bolivianos cuando era cachorro.

Senda Verde, en Yolosita, acoge a 800 animales que también fueron rescatados de los traficantes de vida silvestre que atentan contra estas especies en peligro de extinción, señaló el asesor legal del Ministerio de Medio Ambiente y Agua (MMAyA), Rodrigo Herrera.

El resguardo de este animal, en riesgo de desaparecer, se da luego de conocerse que ciudadanos chinos traficaban con colmillos de jaguares bolivianos en diferentes partes del país, entre ellas Beni, Santa Cruz y La Paz. Uno de estos traficantes  chinos fue enjuiciado, pero se dio a la fuga en 2019.

El MMAyA se encargó de la logística y coordinación para el traslado de ‘Hernán’, para precautelar su bienestar y que tenga una buena calidad de vida, ponderó el viceministro de Medio Ambiente, Carlos Rivadeneira.

“‘Hernán’ fue capturado cuando era cachorro, ahora ya está grande, tiene dos años y medio y necesita de un lugar grande para poder caminar. Hemos visto que Senda Verde es el lugar más adecuado, allí va a tener mejor calidad de vida”, aseguró.  

La autoridad contó que el animal fue rescatado en 2017 en el Chapare, Cochabamba, y padecía una desnutrición severa que le causó varios problemas de salud. Fue enviado temporalmente al Centro de Atención y Derivación de la Gobernación de Santa Cruz.

La persona que trataba de venderlo fue sometida a un proceso, pero la justicia le otorgó solo tres años de presidio y en la actualidad está libre.

“A través del ministerio se impulsó el proceso contra la persona que intentaba comercializar a ‘Hernán’, se la procesó, pero lamentablemente ahora está libre, fue una burla, la justicia no funcionó. Esta situación nos llama la atención, por eso queremos revisar nuevamente las leyes para hacerlas más fuertes”, cuestionó Rivadeneira. El asesor legal del MMAyA anunció que ‘Hernán’ no estará solo en Senda Verde, ya que el 30 de diciembre trasladarán a ‘Misha’, una jaguar hembra rescatada en Porongo, Santa Cruz.

La ejemplar tiene casi la misma edad y pertenece a la especie Panthera onca.

De acuerdo con la Ley 1333, la tenencia, manejo y el tráfico ilegal de vida silvestre son delitos penados con hasta seis años de privación de libertad.

MMAyA trabaja en normativas contra el tráfico de fauna

El viceministro de Medio Ambiente, Carlos Rivadeneira, anunció que el Ministerio de Medio Ambiente y Agua (MMAyA) trabajará en la elaboración de una ley específica contra el tráfico de la vida silvestre.

La autoridad indicó que la especie de ‘Hernán’, el jaguar, es una de las más afectadas por la caza furtiva y la venta de animales silvestres; mencionó que el zorro andino es otro espécimen que es mermado por esas actividades ilegales.

“Las leyes bolivianas son muy frágiles, estamos trabajando en normativas porque nuestros animales son cazados, vendidos. Por un colmillo de jaguar esta gente paga hasta 100 dólares, las garras tienen otros precios, todos estos antecedentes son dolorosos para la fauna”, manifestó.

Rivadeneira dijo que hasta la segunda semana de enero su despacho comenzará con la elaboración de un programa de lucha contra el tráfico de la vida silvestre para evitar que se siga afectando a la fauna boliviana.

“Vamos a convocar a todas las organizaciones, instituciones que tengan que ver con esta temática, activistas, gobernaciones, municipios para hacer una lucha frontal contra el tráfico de la vida silvestre”, aseguró.

Décima parte de los casos de tráfico llega a la justicia

El asesor legal del Ministerio de Medio Ambiente y Agua (MMAyA), Rodrigo Herrera, señaló que de 2014 a la fecha 30 casos de tráfico de jaguar están en instancias judiciales. Sin embargo, esta cifra solo representa la décima parte de los sucesos que se dan en el país.

“Creemos que la cifra es 10 veces menor a la real de tráfico de jaguares, por eso tratamos de trabajar en un proyecto de ley contra el tráfico de la vida silvestre, además de otras medidas legales”, anunció.

Herrera precisó que de los 30 casos, solo cinco tienen sentencia judicial. Ponderó que el MMAyA está siguiendo estos procesos hasta conseguir una sanción contra los traficantes de vida silvestre.