Wilfredo Anzoátegui, presidente del Colegio Médico de Santa Cruz. (Foto: Archivo)

• Romina Montoya/

Parlamentarios del oficialismo califican como político el anuncio del Colegio Médico de Santa Cruz de convocar a un paro el martes en apoyo al presidente del Comité Cívico Rómulo Calvo. Anuncian un proceso penal en contra del presidente de esa instancia colegiada, Wilfredo Anzoátegui.

El diputado del Movimiento Al Socialismo (MAS) Rolando Cuéllar anunció que presentará una demanda penal contra Wilfredo Anzoátegui por el delito de atentado contra la salud pública de los bolivianos. Dijo que no permitirá que se politice la corrupción del dirigente cívico Rómulo Calvo.

“El presidente del Colegio Médico de Santa Cruz, Wilfredo Anzoátegui, es la vergüenza para los cruceños, es el alcahuete del campeón nacional de los flojos, Rómulo Calvo. Nosotros no nos vamos a quedar con las manos cruzadas, vamos a procesar penalmente a Wilfredo Anzoátegui, no es posible que el Colegio Médico ahora se convierta en un partido político que esté defendiendo al campeón nacional de los flojos”, advirtió.

La senadora Simona Quispe lamenta que una medida de presión sirva para defender lo indefendible, le recordó al presidente del Colegio Medico de Santa Cruz que Rómulo Calvo fue destituido de su trabajo por faltar a su fuente laboral durante 2020 y tres meses de esta gestión. Dijo que no es otra cosa que encubrimiento.

“Nosotros vemos con suma preocupación que un Colegio Médico como de Santa Cruz encubra a Calvo en las faltas que cometió y por sobre todo atente contra la salud de la población con una medida de presión frente a una cuarta ola del coronavirus y el incremento de casos en esa región, precisamente por los paros y movilizaciones”, expresó.

El senador Santos Ramos calificó de desatinada la actitud de ese ente colegiado y manifestó que la población cruceña y boliviana no debe permitir que el paro sea impuesto en defensa de un cívico “oligarca” racista y sedicioso que ahora busca apoyo de su ente matriz para tapar otro hecho irregular que cometió.

“Es de lamentar que cuando la población necesita estar más vacunada contra el Covid-19, los galenos se den el lujo de parar, vulneren la salud de la población con fines meramente políticos. Pretenden generar otro nuevo frente de conflicto por un dirigente cívico que debería estar más preocupado en devolver la plata que cobró por no trabajar”, afirmó.