Iglesia Católica en una reunión política en la UCB, en 2019. (Foto: Archivo)

• Romina Montoya /

Parlamentarios del Movimiento Al Socialismo (MAS) cuestionan el rol de la Iglesia Católica y denuncian una parcialización clara con los partidos de derecha. Aseguran que los religiosos asumen un rol político y de confrontación, en vez de unificar y pacificar el país.

Esta afirmación surge luego de que el presidente de la Conferencia Episcopal de Bolivia (CEB), Ricardo Centellas, pidió sancionar a los responsables del incumplimiento a los resultados del referéndum del 21 de febrero en 2016, con base en el resultado del fallo de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte-IDH) que resolvió que la reelección indefinida no es un derecho humano.

El diputado por el partido azul Héctor Arce lamentó que un conjunto de padres y sacerdotes corrompan la fe con su actuación política y parcializada con los partidos de la derecha, pues salen en defensa cual si fuesen voceros oficiales de la expresidenta ilegal Jeanine Añez, Carlos Mesa, Luis Fernando Camacho y otros que hicieron tanto daño al país en 2019.

Recordó que esas inclinaciones partidarias hacen que la Iglesia carezca de legitimidad y verdad ante el pueblo boliviano y más aún cuando esta institución que representa a la fe, esperanza y unidad se reunió con partidos políticos opositores para dar su visto bueno para que una persona se autoproclamara como presidente.

En esa misma línea, el diputado Juanito Angulo lamentó que la Iglesia Católica se inmiscuya en asuntos que no le competen. Pidió que no genere confrontación entre los bolivianos con declaraciones parcializadas que sólo buscan favorecer a la derecha para que no sea juzgados y enjuiciados los responsables por los delitos cometidos en noviembre de 2019.

linkedin