El ministro Núñez mostró el momento en que los diputados del MAS abandonaron la reunión. En la mesa se pueden ver los documentos presentados al Legislativo sobre los créditos internacionales. (Foto: Palacio)

Bolivia Digital

El Gobierno denunció que el Movimiento Al Socialismo (MAS) en 14 años viabilizó créditos internacionales por más de $us 17.099 millones sin debate en la Asamblea Legislativa y con aprobación directa cuando existía una bonanza económica en el país. A diferencia de ahora que existe una emergencia sanitaria y económica tras la pandemia del coronavirus (COVID-19).

“En 14 años de gobierno endeudaron con cerca de $us 17.000 millones al país y ni siquiera en la Asamblea lo debatían, lo aprobaban. Venía del Ejecutivo, pedíamos que se puedan debatir estos créditos y nos decían no se debate y se aprueba porque el país lo necesita”, aseguró el ministro de la Presidencia, Yerko Núñez.

La autoridad afirmó que estos préstamos aprobados de 2006 a 2019 por el MAS se dieron cuando el país “vivía la bonanza económica más grande” y los precios del barril del petróleo oscilaban entre los $us 140 a $us 150. A diferencia del contexto de la pandemia, cuando la economía se paralizó y el petróleo bajó a menos cero.

Asimismo, rechazó las acusaciones contra la presidenta Jeanine Áñez de querer endeudar al país y dijo que la estrategia política del MAS es el bloqueo de las leyes que viabilizarán los créditos otorgados por organismos internacionales y que ayudarán a la lucha contra el COVID-19.

El viceministro de Inversión Pública y Financiamiento Externo, Gonzalo Quiroga, informó que existen 13 operaciones pendientes de aprobación por parte del Legislativo y aseguró que presentaron la documentación correspondiente solicitada por las Comisiones de Diputados.

“Estos elementos constituyen una diferencia substancial en como ellos han trabajado en la Asamblea Legislativa durante 14 años manejando casi $us 17.000 millones en distintos periodos, siendo los más altos en 2016 y 2017 con más de $us 2.752 millones en créditos que fueron aprobados sin ningún problema”, explicó.

Según datos del Ministerio de Planificación del Desarrollo, el MAS en 14 años aprobó créditos que ascienden a $us 17.099.466.184, frente a las operaciones aprobadas de noviembre a julio de este año que solo suman $us 73.447.061

La información gubernamental también detalla las operaciones paralizadas para enfrentar la pandemia del coronavirus (COVID-19) con un monto de $us 1.054.300.000 y otras que no tienen relación con la emergencia sanitaria entre 2019 y 2020 que ascienden a $us 117.807.725

Los montos no relacionados con el COVID-19 esperan ser destinados al agua en Santa Cruz y La Paz, con la planta de tratamiento de aguas residuales de El Alto.

El dinero destinado al COVID-19 y estancados en el Legislativo corresponden al Banco Mundial $us 250 millones, de la Agencia Francesa de Desarrollo con 100 millones de euros, CAF con $us 350 millones y del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) $us 450 millones.

Fondos del FMI

El ministro de la Presidencia, Yerko Núñez, invitó a los legisladores del MAS a tratar la parte técnica de las normas que permanecen bloqueadas y otras como la Ley de Diferimiento de Pagos. Esta jornada la autoridad lamentó que los senadores no hayan asistido al diálogo, sin embargo, no descartó futuras reuniones para lograr consensos en beneficio de la población.

La segunda reunión estaba prevista para las 11.00 con el objetivo de tratar los recursos del FMI que permitirá viabilizar el pago del Bono Salud de Bs 500. Sin embargo, los representantes de la Comisión de Planificación Política Económica y Finanzas abandonó la reunión.

Sobre el tema, el ministro informó que el FMI hizo el desembolso de los recursos pertenecientes a las acciones que tiene el país y como uso de sus derechos. Aclaró que el monto total permanece en una cuenta del Banco Central de Bolivia (BCB) y no es un préstamo sino uso de los fondos aportados.

“Demandamos a los asambleístas del MAS que liberen los fondos de los créditos internacionales para que el Gobierno de la presidenta Áñez pueda pagar el Bono Salud que benefician a más de tres millones y medio de bolivianos”, exhortó.