SOC-XX-F1-MARCO ORTIZ_RRSS

 

Redacción central – Edición impresa

La Caja Petrolera de Salud (CPS) dio ayer de alta al médico Marco Ortiz, de 48 años de edad, después de 153 días de internación, gran parte de ellos en terapia intensiva, afectado por el arenavirus.

“Después de 153 días de internación, nuestro paciente infectado con arenavirus, el doctor Marco Ortiz, está recibiendo el alta de la CPS. Han sido 153 días de lucha, de tesón, de puro trabajo del personal del Petrolero de Obrajes”, informó en conferencia de prensa el director de ese centro médico, Gonzalo Torrico.

Ortiz sobrevivió al arenavirus tipo Chapare, un virus que provoca fiebre hemorrágica y que se transmite por un roedor selvático.

Pero esta enfermedad, que se presentó en el país después de 16 años (según un estudio de la Fundación para la Investigación Estratégica en Bolivia, PIEB), provocó en esta gestión la muerte de tres personas. El paciente cero, Macario Gironda, en Caranavi; Ximena Cuéllar, médica internista que trabajaba en el Hospital de Caranavi, y el médico Gustavo Vidales del Gastroenterológico de La Paz. La primera atendió al paciente infectado y el segundo, a la internista.

Ortiz también se infectó tras socorrer a la médica, pero logró sobrevivir.

“Doy gracias a Dios por haberme dado la oportunidad de volver a vivir”, dijo el galeno tras recibir el alta.

Luego de expresar su agradecimiento a los profesionales que lo atendieron, manifestó su disposición de donar su sangre para hallar una cura para el arenavirus tipo Chapare. 

“Si es por el bien de los demás, puedo dar mi sangre para que se elabore la vacuna contra esa enfermedad que es altamente mortal”, aseveró Ortiz.

La médica Mariela Siñani informó que Ortiz recibió un trasplante de riñón y seis sesiones de hemodiálisis para su recuperación.