En la imagen, ciudadanos realizan compras en el mercado informal. (Foto: Archivo)

• Redacción Central /

El Modelo Económico Social Productivo Comunitario frena la inflación por el alza de costos de los energéticos y algunos alimentos en el mercado internacional; además, mantiene el valor del salario para la compra de insumos alimentarios, aseguró ayer el vocero presidencial, Jorge Richter.

En declaraciones a “La revista” de Unitel, explicó que no existe una amenaza inflacionaria porque el sector financiero nacional se encuentra estable, gracias al conjunto de componentes del modelo económico, como los subsidios a los sistemas energético y alimentario, que es el caso del maíz, en los que el Estado asume los costos mayores en favor de la población.

Así también se mantiene el incremento salarial y le permite conservar el valor adquisitivo de insumos, el pago de servicios entre otros, un mes después del otro, como no ocurre en otros países que se ven afectados por el incremento de los precios en el mercado internacional.

“Hay un conjunto de elementos en el modelo económico que permiten que la inflación esté contenida, porque se asumen básicamente estos subsidios, estamos hablando de energía y alimentos”, sostuvo.

El vocero presidencial, Jorge Richter, en conferencia de prensa.

Richter dejó claro que la subvención no es un inconveniente, sino, es parte del modelo económico, porque tiene un concepto social que está arraigado y se estructura como un componente filosófico.

Advirtió que si se levanta la subvención en energía y en alimentos, esos costos que ahora son asumidos por el Estado se trasladarán a la población, a la ciudadanía, aumentando los efectos inflacionarios sobre la economía y reduciendo la capacidad de adquisición del salario.

“El esquema de subvenciones es una forma de distribución del ingreso de los esfuerzos económicos del país, y que no sean los bolivianos los que tengan que cargar con las dificultades de lo que puede significar una elevación permanente de los combustibles, así como mantener el valor de su salario para la compra de insumos y pago de servicios”, precisó.

PROYECTOS

En esa línea, el Vocero Presidencial dijo que la administración del presidente Luis Alberto Arce Catacora, aumió la decisión de iniciar el estudio de ingeniería conceptual para una segunda planta de urea y de amoniaco que será destinada únicamente para la exportación.

Señaló que la actual planta de urea generó ingresos económicos importantes para el país, de al menos $us 400 millones, por el aumento de precio de la urea en el mercado internacional

“Cuando decimos que vamos a construir una segunda planta es que el gas antes que sea exportado como materia prima, lo vamos a utilizar en el mejoramiento de nuestras capacidades industriales con la finalidad de exportar únicamente. Esa diferencia entre exportar, como materia prima, e invertirlo en el funcionamiento de nuestras industrias, eso nos permite una diferencia de entre uno a cinco, o de uno a tres de ganancia. Esto quiere decir que utilicemos el gas en el país”, manifestó Richter.

LinkedIn