El padre Mateo Bautista. (Foto: RRSS)

Ahora se encuentra en cuarentena voluntaria para cuidarse y así también cuidar a los demás.

Bolivia Digital

El padre Mateo Bautista comunicó, con gran alegría, que venció al coronavirus, el que lo tuvo en un aislamiento total por un par de semanas. Hasta ahora recién dio a conocer que era un paciente COVID-19 positivo para no preocupar a nadie de su familia y de sus amigos.

Bautista se encuentra en Perú desde hace un par de meses y contrajo el coronavirus en la comunidad de sacerdotes capellanes del hospital donde reside.

“Pasa que yo vivo en una comunidad de sacerdotes capellanes de hospital, que obviamente van seguido a los hospitales. Es así que uno de ellos empezó a tener graves síntomas y le hicieron la prueba. Al dar positivo el compañero, nos hicieron test a todos los que vivimos en la misma comunidad y ahí es que doy positivo para el COVID-19”, comenta.

El padre Mateo indicó que no quiso avisar de su condición a nadie para evitar preocupaciones. Dejó todo en manos de Dios, informa el portal de Iglesia Viva.

“Hace dos semanas di positivo (al COVID-19), pero ya estoy en negativo, no avisé para no preocupar a nadie. Ayer (viernes) me entregaron el resultado de la última prueba y ya estoy en negativo, pero seguí todas las medidas de prevención y el protocolo de bioseguridad; es decir, tras que me diagnosticaron positivo estuve en un aislamiento total por 15 días. Luego me hicieron de nuevo la prueba y ahora ya estoy negativo”, apuntó.

Bautista revela que en su caso los síntomas casi pasaban desapercibidos, ya que solo presentó un leve picor en la garganta y una tos ligera; sin embargo, el otro sacerdote capellán que dio positivo tenia síntomas más graves y el aún no ha dado negativo; es decir, continúa con la enfermedad y en cuidados especiales.

“Fueron síntomas muy ligeros, casi asintomáticos, no hizo falta ningún tratamiento porque no tuve síntomas severos o algo por qué alarmarse. No tuve fiebre, diarrea, dolor de cabeza ni nada de ello. Estuve totalmente aislado y debo seguir aislado por dos semanas más y luego a seguir cuidándome, siguiendo con la cuarentena gubernamental (peruana)”, añadió.

El religioso dijo estar muy contento por haber vencido esta enfermedad, pero que continuará tomando todas las medidas de bioseguridad recomendadas y además aconseja a la población hacer lo mismo.

“Soy un sobreviviente del coronavirus, pero ya con anticuerpos. Me enfermé, hice los 15 días de aislamiento, tengo ahora el diagnóstico negativo, pero eso no quiere decir que ya estoy excelente y puedo hacer lo que venga en gana, no es así, hay que seguir tomando los cuidados, hay que tomar todas las medidas de seguridad, no bajar la guardia, respetar la cuarentena y sobre todo tener mucho cuidado con la higiene, evitar todo contacto en las multitudes. Solo siguiendo las reglas y normas que nos recomiendan y teniendo mucha fe podremos salir de esta pandemia”, añadió.

Dijo que ha estado pendiente de la ley del 10% para la salud, por eso estuvo en contacto con los presidentes de las cámaras legislativas y otras parlamentarias con el propósito de hacer seguimiento al tema. “El Comité de Salud de la Cámara de Diputados dio el visto bueno, ahora falta que el presidente de la Comisión de Salud reúna a los miembros y den el visto bueno para que suba a la Cámara de Senadores”, comentó a El Deber.

Resaltó que esta pandemia del coronavirus ha demostrado la insuficiencia del sistema de salud en Bolivia. Señala que si hace cinco años se hubiera aprobado el 10% del Presupuesto General del Estado para la salud, ya habría más equipamiento y tecnología.