Ahora El Pueblo

El presidente Luis Arce inició las gestiones para la llegada al país de las vacunas en cuanto fue posesionado. Se evidenció también que el gobierno de facto no había gestionado ninguna compra. 

Las primeras dosis fueron utilizadas para inmunizar al personal de salud, luego a adultos mayores y a personas con enfermedades de base. 

Bolivia también se adhirió al mecanismo Covax y en enero fue seleccionada para recibir más dosis.

Covax es una iniciativa global de riesgo compartido para la adquisición conjunta y la distribución equitativa de vacunas contra el Covid-19, de la cual forman parte 172 países en todo el mundo.

Foto: Jorge Mamani

Sputnik V

Esta vacuna fue la primera en llegar al país, en un principio fue rechazada por la poca información que había, pero al ver su efectividad muchos países la compraron para inocular a su población. En Bolivia los primeros vacunados fueron salubristas de primera línea.

Sinopharm

Fue la segunda vacuna en llegar, una parte como donación y las demás fueron adquiridas en el marco de la lucha contra el coronavirus.

AstraZeneca

El proveedor, que es el Instituto Serum de la India y el Gobierno nacional firmaron en enero un contrato para adquirir cinco millones de dosis. Llegó una parte al país gracias al mecanismo Covax.

Pfizer

El mecanismo Covax se encargó de traerlas a Bolivia y se espera que sigan llegando en los próximos meses.

Antes de vacunarse

El Ministerio de Salud  recomienda ingresar a la página boliviasegura.gob.bo, donde hay información sobre las vacunas y acerca de temas relacionados al Covid-19.

Las personas que no se sientan seguras o en una ocasión anterior hayan presentado una reacción alérgica deben consultar con un médico. El carnet de identidad es un documento indispensable en el momento de presentarse ante el médico para la inyección. 

Durante la inmunización

La población debe tomar las precauciones de seguridad cuando se vacune, como usar el barbijo, mantener la distancia física y el constante lavado de manos y desinfección.

Además debe recibir una tarjeta en la que indique el nombre de la vacuna que le administraron, la fecha y el lugar.

Después de recibir la dosis

Las personas deben quedarse por 20 a 30 minutos en una sala de observación, donde el personal médico evalúa a los pacientes. Es poco frecuente que se produzcan reacciones graves.

Los inmunizados podrían presentar efectos secundarios como dolor e hinchazón en el brazo donde recibieron la inyección. En el resto del cuerpo podrían sentir fiebre, escalofríos, cansancio y dolor de cabeza.

Si algunos de los síntomas persisten, la persona debe contactar a un médico. Además se recomienda no bañarse de tres a cinco días y evitar el consumo de las bebidas alcohólicas.

Crear inmunidad requiere tiempo. Se considerará que una persona está completamente vacunada una vez que hayan transcurrido dos semanas de la segunda dosis, según la Unicef.

Aunque estas vacunas están demostrando ser muy efectivas para proteger a las personas, todavía se investiga si es que algún vacunado pueda transmitir el virus, aunque no presente síntomas.

Por tanto es importante seguir respetando las medidas de seguridad: evitar espacios muy concurridos, mantener la distancia física, lavarte las manos y llevar mascarilla.

LinkedIn