Leyla Mendieta/ Bolivia Digital

El Ministerio de Salud confirmó que en el país en esta jornada hay 397 nuevos casos de coronavirus con lo que se tiene un acumulado de 6.660, es decir, se superó la proyección inicial que estimaba para finalizar mayo esta cifra en el país. Del total de los pacientes reportados en esta jornada, el 82% (328) están en el departamento cruceño, el más afectado hasta la fecha por la pandemia. Además, esta región tiende a seguir concentrando los casos, pues hasta hace dos semanas solo reportaba el 50% del total nacional.

En segundo lugar está Beni con 45 casos en la jornada y un acumulado de 1142, muy distante está Cochabamba con 10 nuevos casos, La Paz con 9, Potosí con 2 y tres departamentos: Tarija, Chuquisaca y Oruro suman uno cada uno. Solo Pando tuvo silencio epidemiológico en esta ocasión.

Los fallecidos de esta jornada son 11: 5 en Santa Cruz, 5 en Cochabamba y uno en Beni. El total del país es 261.

Al final del reporte nacional de casos, se hizo énfasis en que es importante que la población no se automedique. De hecho, se citó al menos seis medicamentos que no deben consumidos sin supervisión de un profesional, como por ejemplo, la ivermectina.

El epicentro de la pandemia

En el informe departamental de Santa Cruz, epicentro de la pandemia, se hizo énfasis en el alarmante incremento de casos, lo que evidencias que la población ya no está respetando la cuarentena rígida que aún está vigente. El secretario departamental de salud, Óscar Urenda fue drástico al cuestionar la responsabilidad de los padres de cuidar de sus hijos pues del total de casos en esta jornada, 16 son menores de edad, pese a que estos no tienen permiso para salir a la calle ni un día a diferencia del resto de la población que puede salir un día a la semana a abastecerse. «Yo creo que la gente debe ocupar barbijo hasta dentro de su casa porque se está contagiando y está contagiando a su gente», dijo.

Visiblemente molesto Urenda agregó que la población realmente perdió el control sobre sí mismo y la responsabilidad sobre los demás miembros de su familia.

En el otro extremo del país, en La Paz los datos son más alentadores. El director del Sedes, René Saunero detalló que suman 403 casos positivos, aunque ya hay 210 recuperados y 24 fallecidos, es decir, hay 193 casos activos. Agregó que el alto índice de recuperados provocó que ya existan municipios como Cairoma que no tienen casos activos, pues los 11 confirmados inicialmente ya superaron la enfermedad.