El papa Francisco llega a la iglesia de Santo Spirito en Sassia para celebrar una Santa Misa sobre la Divina Misericordia con las puertas cerradas debido a las reglas de distancia social impuestas por el estado de emergencia en medio de la nueva pandemia del coronavirus. (Foto: AFP)

AFP

El papa Francisco saludó hoy (domingo) a los periodistas tras haber celebrado una misa en el Vaticano, sin fieles, en la que advirtió contra «un virus aún peor» que el coronavirus: «el egoísmo».

«Gracias por su trabajo. En lugar de quedarse en la cama el domingo, ustedes trabajan. Gracias. Es importante comunicar» dijo el papa a los periodistas que esperaban ante la iglesia romana de Santo Spirito in Sassia, a dos pasos del Vaticano.

Durante la celebración de la misa, el pontífice advirtió contra el «peligro de olvidar a los que se han quedado atrás».

«El riesgo es ser golpeados por un virus aún peor, el del egoísmo y la indiferencia», declaró el pontífice.