thumbnail_papa-francisco-afp

 

La Nación y agencias – Edición impresa

El papa Francisco criticó “la cultura del odio” que se está extendiendo rápidamente en la sociedad, así como el resurgimiento de “acciones típicas del nazismo“. 

En un discurso pronunciado ante un congreso mundial de abogados penalistas realizado en el Vaticano, el Sumo Pontífice alertó además sobre el regreso de “emblemas y conductas típicas del nazismo”. 

“Cuando escucho algunos discursos de responsables de gobierno o de las fuerzas del orden se me vienen a la mente los discursos de Hitler en 1934 y 1936”, lamentó.

Ante los expertos en derecho penal, el Papa advirtió que se han vuelto a registrar “persecuciones contra los judíos, gitanos y personas con orientación homosexual”, y pidió combatir tal fenómeno que consideró un reflejo de la “cultura del odio”.

“La cultura de la exclusión, combinada con otros fenómenos psicosociales muy generalizados en las sociedades del bienestar, está mostrando la grave tendencia a degenerar en una cultura del odio”, explicó el Sumo Pontífice.

El Papa pidió estar “alerta” —dentro de la Iglesia y fuera de ella— para evitar “cualquier compromiso, aun sea involuntario”, con estas ideologías.

Felicitó a La Habana

En otro comunicado emitido ayer por medio de las redes sociales, el Papa envió un mensaje de saludo a los habitantes de la ciudad de La Habana, capital de Cuba, en conmemoración del quinto centenario de su fundación.

“En 500 años de historia de ese amado pueblo, hay entretejidas muchas vidas entregadas por los demás, muchos sueños, esfuerzos, sacrificios compartidos para construir el presente y el futuro de los hijos de Cuba”, señaló el Sumo Pontífice mediante un video.

El líder de la Iglesia católica destacó la fe, la caridad y la esperanza, como pilares en la formación histórica del pueblo cubano.

El jerarca religioso destacó que la fe está en las raíces de la ciudad (La Habana), y la caridad, otro aspecto que distingue al pueblo cubano según Francisco, “lo han aprendido de María, la madre de Jesús, que desde los comienzos se hizo presente entre ustedes, en la advocación de la virgen de la Caridad del Cobre”.

Durante su mensaje, el Papa destacó la esperanza que persiste en el pueblo de Cuba, y puso de ejemplo cómo San Cristóbal (patrono de La Habana) cargaba y llevaba sobre sus hombros a sus hermanos.