Redacción central / Bolivia

El Museo Interactivo Memoria y Futuro Pipiripi reabrió sus puertas ayer con dos remozados espacios, con varias medidas de bioseguridad y reducción de aforo al 50%, informó el encargado de este espacio municipal, Sergio Ríos.

Ante el descenso de contagios, el funcionario edil explicó: “Eso nos genera un espacio más seguro para desarrollar esta actividad, sobre todo porque combinamos actividades no sólo al aire libre sino en nuestros espacios interiores”, según la AMN.

El Pipiripi está ubicado en la calle Roosevelt y tiene un huerto urbano con espacios mucho más grandes para el preparado de almácigos, atención de plantas y para enseñar a los niños sobre el autocultivo en casa.

Además cuenta con ‘El bosque de los niños’, que es un espacio para el aprendizaje lúdico y educativo en el espacio ambiental. También hay una serie de peluches de la fauna boliviana y especies en peligro de extinción, detalló el entrevistado.

El repositorio infantil habilitó varios lavamanos en el interior y exterior con jabón.

LinkedIn