Félix Fernández Castro /

Un resumen del artículo de Aníbal Aguilar en www.boliviaviable.iwarp.com en 2007 dice: “Que vayan a borrar fronteras a su abuela” (…) lo que aquí describe ocurre en países de medio oriente y África que están siendo descuartizados:

“Durante la dictadura de Hugo Banzer (1971-79), período en el cual el abrazo de Charaña entre Banzer y Pinochet fue una de las páginas más negras de la historia. Augusto Pinochet había afirmado en 1970 que Bolivia era un error histórico, un accidente geográfico, que tenía que ser el Hinterland de Chile; su canciller indico que los bolivianos éramos auquénidos (llamas) de ahí el nombre del plan geopolítico para destruir a Bolivia: PLAN ALPACA, para promover corrientes separatistas, incluía un mapa publicado en 1979 por Aníbal Aguilar Peñarrieta, este mapa es utilizado por la nación camba”.

Comentario: Hinterland de Chile*1 Según es.slideshare.net, Hinterland es el territorio adyacente, constituye el espacio de crecimiento, desarrollo y la gran reserva del Heartland. Los chilenos con esta bravuconada de hace pocos años nos están gritando que ya no se aguantan más tiempo sin invadirnos, por espacio o territorio vital que no tienen y sin agua dulce en todo su territorio, donde los empresarios y su oligarquía tienen preferencia para su uso.

El pueblo boliviano no debe ignorar esta amenaza por más tiempo, con el agravante de que el pinochetismo está vigente y muy arraigado en su reducida élite que concentra toda la riqueza y militares chilenos, ambos sectores dependientes de los imperios de turno y como los únicos beneficiados del saqueo anglochileno de las riquezas de Atacama y Tarapacá.   

Aguilar continúa: “Augusto Pinochet en su libro Geopolítica planteaba que Chile era un ‘estado vivo’ Heartland y que tenía que fagocitarse (devorarse) a Bolivia que era su Hinterland, proponiendo la polonización y balcanización de nuestra patria. Clásico modelo geopolítico inspirado en Ratzel, Hitler y Mussolini, seguramente auspiciado por la ex Colonia de prófugos nazis ‘dignidad’, así como extrañas migraciones de croatas”.

Comentario: Heartland. Según bbc.com es: “el núcleo vital, o teoría del corazón continental. Heartland define un territorio clave que, de llegar a ser dominado por un país, le convertiría en la potencia más poderosa del mundo” en nuestro caso en la región. 

Y continúa: “De acuerdo a fuentes verificadas los movimientos secesionistas, es decir, los grupos paramilitares de nuevo cuño, para concretar la quinta fase del ‘Plan Alpaca’, que consiste en un plan paciente de penetración chilena en instituciones públicas, privadas, organismos abiertos y secretos que operan en el país y gran parte de las regiones, así como el despliegue de grupos entrenados.

Durante el periodo Banzer, Pinochet promovió los agentes del Plan Cóndor en Bolivia, posteriormente durante la dictadura de Luis García Meza  fue evidente la presencia neonazi, mediante Pier Luigui Paglai y Delle Chaie, vinculados a la DINA, mediante estos grupos paramilitares y el Plan Cóndor penetraron servicios bolivianos y sembraban la quinta columna que hoy sale a la luz y la palestra separatista”.

Bajo estas evidencias, el movimiento secesionista en diferentes regiones del país combina premeditadamente un odio irracional al Gobierno, al MAS-IPSP, a los collas, con el descarado desprecio por la Constitución, las leyes y autoridades del país, con el control casi absoluto de medios de comunicación, etc. como si contaran ya con el respaldo de algún poder muy grande que los usa para desintegrarnos como a Yugoslavia, Libia y Siria. (Félix Fernández Castro es analista e investigador)

linkedin