Ejecutaba frecuentes operativos militares en diversos sectores del país.. (Foto: Archivo)

Redacción central/ Especial/

Una investigación de la revista The Intercept, de Estados Unidos (EEUU), reveló que luego de la victoria electoral de Luis Arce, en octubre de 2020, Luis Fernando López (con probabilidad) pretendía concretar un nuevo golpe de Estado en Bolivia (como el ocurrido a finales de 2019) mediante una invasión encabezada por mercenarios estadounidenses.

Según las indagaciones, también estuvo involucrado el exministro de Gobierno Arturo Murillo, aunque el plan se frustró debido a desacuerdos entre ambos por la posibilidad de una masacre mucho mayor a las perpetradas durante el régimen de Añez.

Los datos de la investigación se basan en una conversación telefónica entre, al parecer, Luis Fernando López Julio, Joe Pereira, quien era administrador civil en el Ejército de Estados Unidos, y un traductor de nombre Luis Suárez, un ciudadano boliviano que actúa con el alias de ‘Cyber Rambo’.

En los audios se les escucha planificar la llegada a Bolivia de 10 mil milicianos norteamericanos como si se tratara de contratistas privados para que, en territorio nacional, se unan con militares y policías bolivianos, considerados por López como patriotas contrarios a Luis Arce.

Estos uniformados justificarían su actuación en Bolivia incluso con el uso de armas de fuego, con la defensa de Bolivia debido a que Luis Arce quería reemplazar las Fuerzas Armadas bolivianas y la Policía por milicias cubanas y venezolanas.
Con ese argumento mentiroso, como lo fue el supuesto fraude electoral de finales de 2019, se pretendía que los bolivianos se levanten nuevamente y no permitan el gobierno de Arce.

Ya a finales de 2019 les dio resultado a los opositores sus sistemáticas mentiras para deponer a un gobierno legítimamente constituido, por uno que nadie había elegido.

CON PROBABILIDAD, ES SU VOZ
Luego de difundirse esos audios, la Policía hizo una comparación científica y estableció con una certeza de casi un 100% de que se trataba del extitular de Defensa planificando un nuevo golpe de Estado.

“Hemos efectuado una comparación que permite establecer un 99,9% de correspondencia en los caracteres, vamos a decir, tanto de magnetismo de la voz como de las ondas, que se han emitido en estas llamadas”, dijo el comandante de la Policía, coronel Jhonny Aguilera.

“Estamos en la certeza de que efectivamente corresponde a la voz de nuestro exministro López”, agregó.

Los investigadores policiales indagan quiénes son las otras personas que conversan con López, para su plena identificación.
“Éste es un trabajo de investigación que se realiza de manera proactiva y se espera que el Ministerio Público disponga las futuras tareas respecto a este tema”.

Si bien un audio no es considerado como un material valedero para iniciar un proceso en contra de la exautoridad, es un elemento que permitirá iniciar una investigación sobre las intenciones que tenía de instaurar un golpe de Estado.

Fiscalía anuncia investigación de oficio

El Ministerio Público inició un proceso investigativo de oficio en contra de Luis Fernando López, por el presunto intento de segundo golpe de Estado que habría planificado con ayuda de mercenarios norteamericanos.

“Estamos a la espera de los avances de esta investigación, y si fuera necesario, el Ministerio de Gobierno se va a convertir en parte querellante”, advirtió el ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo.

A fin de evitar a la justicia boliviana, López huyó a Brasil y se declaró en la clandestinidad, a pesar de las evidencias en su contra de hechos de corrupción e intentos de golpe de Estado.