Telesur/Ahora EL PUEBLO digital/

El flamante presidente de la República de Perú, Pedro Castillo, juramentó anoche a los ministros que lo acompañaran en su gestión presidencial en el Gran Teatro de Lima, donde destacó que su gabinete se debe al pueblo.

“Nuestro gabinete es del pueblo, se debe al pueblo y va hacia él. Nuestro compromiso es con el Perú y con ningún otro interés que no fuera el de dedicar todos y cada uno de nuestros esfuerzos a construir un país más justo, libre y digno. No defraudaremos su confianza”, escribió en su cuenta de Twitter.

Lo más destacado de la nómina de ministros es el marcado carácter político de los mismos, con la presencia de varios diputados, exdiputados, excandidatos presidenciales de partidos de izquierda e incluso de la propia vicepresidenta de Castillo, Dina Boluarte, quien ocupará la cartera de Desarrollo e Inclusión Social.

Entre los nombramientos destaca el nuevo titular de Relaciones Exteriores, Héctor Béjar, un abogado y doctor en sociología de 85 años, fundador en 1962 el Ejército de Liberación Nacional, grupo insurgente inspirado en la Revolución Cubana.

El cargo de ministro del Interior lo ocupará Juan Carrasco, un fiscal anticorrupción de la provincia de Lambayeque, mientras que la cartera de Salud estará en manos de Hernando Cevallos, médico, excongresista del partido izquierdista Frente Amplio y desde hace semanas portavoz para temas de salud de Castillo.

Juan Cadillo, un joven maestro independiente reconocido como uno de los mejores profesores infantiles del mundo por su uso de las tecnologías para la formación, fue nombrado ministro de Educación.

El exdiputado del Frente Amplio, Iván Quispe, será ministro de la Producción, mientras que Roberto Sánchez, congresista y presidente del partido de izquierda moderada Juntos por el Perú, ocupará la cartera de Comercio Exterior.

Ciro Gálvez, excandidato presidencial del partido indigenista Runa, asumirá el Ministerio de Cultura.

Los ministerios con un perfil más técnico como Desarrollo Agrario, Trabajo, Energía y Minas, Vivienda y Ambiente, fueron ocupados por funcionarios o técnicos de perfil bajo y prácticamente desconocidos.

Quedaron pendientes los nombramientos de los ministros de Economía y Justicia, que en un principio iban a ser asignados, al economista Pedro Francke y al jurista Aníbal Torres, principal abogado que enfrentó las maniobras usadas para escamotear la victoria electoral de Castillo.

En su primer discurso como presidente, Castillo anunció que enviará al Congreso un proyecto para reformar la Constitución vigente desde 1993 por el expresidente Alberto Fujimori.

Pedro Castillo inició su mandato de cinco años en medio de la esperanza de millares de compatriotas, pero también inquietud de buena parte de los peruanos que temen un brusco giro hacia el socialismo tras décadas de políticas liberales.

linkedin