Eco 4_F1 archivo Rurrenabaque

 

Maribel Condori Monrroy / La Paz – Edición impresa

El libro Perdido en la selva (Lost in the jungle, en inglés) podría volver a inspirar a los jóvenes israelíes a internarse en las selvas bolivianas y  maravillarse con la oferta turística del país, al estar extentos del visado gracias al Decreto Supremo (DS) 4107 promulgado esta semana.  

La medida gubernamental elimina la visa a los ciudadanos  israelíes y norteamericanos para entrar al país. La norma fue aprobada con la finalidad de fortalecer y mejorar el turismo en el territorio nacional.

En una entrevista con Bolivia, el presidente de la Cámara Boliviana de Hotelería, Luis Ampuero, dijo que esta medida “es un excelente paso, una decisión correcta”, para la cadena productiva del turismo, principalmente en la región de Rurrenabaque, en Beni.

Por otra parte, “en la Cámara Nacional de Operadores de Turismo (Canotur) celebramos las gestiones del Gobierno transitorio.

Consideramos que Bolivia debe (…) recibir turistas de todas partes del mundo, bajo la normativa vigente”, manifestó el presidente de esa entidad privada, Raúl Calvimontes.

Según el representante de Canotur cada dólar que deja un turista “es una inyección fresca a la economía”, por lo que es destacable que a partir de ahora Bolivia ya no requiera visa a los viajeros de estos dos países mencionados.     

El destino de atracción

La gerente ejecutiva de la Empresa Boliviana de Turismo (Boltur), Lourdes Omoya, explicó que “mermó tremendamente” la afluencia de turistas israelíes al destino de Rurrenabaque, luego de que en 2014 el Gobierno de Bolivia decidió exigir visa a los ciudadanos de ese país.

Este atractivo beniano era el destino turístico más importante que los israelíes (varones de entre 20 y 24 años, principalmente) elegían para disfrutar de la naturaleza, de acuerdo con la ejecutiva.

“Ellos (los varones israelitas) tienen más o menos un año de vacación después de hacer el servicio militar y lo que quieren es sobre todo estar en contacto con la naturaleza, entonces Rurrenabaque se convirtió en un destino muy importante para ese mercado”, agregó.

Por otra parte, el presidente de la Cámara Nacional de Operadores de Turismo indicó que Rurrenabaque se hizo famosa luego de que en 1981 un joven israelí se perdió durante 20 días en la selva que rodea esta región y logró sobrevivir.

Esta historia fue narrada por Yossi Ghinsberg en el libro Lost in the jungle, que impactó a  mucho jóvenes israelíes, quienes llegaban masivamente a visitar Rurrenabaque y sus alrededores, emulando la descripción del texto, que fue traducido a varios idiomas, añadió.

Según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), antes de 2014 a Bolivia llegaban entre 6.000 y 8.000 visitantes israelíes por año; sin embargo, después de la exigencia de visas esa cifra bajó hasta 3.200 viajeros en 2018.  

La decisión del visado

En 2007, el Gobierno de Bolivia aprobó un decreto para que los ciudadanos de Estados Unidos que quieran entrar al país soliciten un visado, similar al que aplicaban las autoridades norteamericanas a los bolivianos.

El expresidente Evo Morales explicó que la decisión fue asumida en el marco de la reciprocidad, ya que es imposible que un boliviano entre a Estados Unidos sin visado, y hasta ese entonces no existía ninguna restricción para la entrada de ciudadanos estadounidenses al país, reportó ABI.

Años más tarde, en julio de 2014, el gobierno de Morales decidió exigir visa de ingreso a los ciudadanos israelíes, tras considerar que Israel es un “Estado terrorista” por sus ataques en Gaza, según un reporte de la agencia EFE.

Se espera más afluencia

La Gerente Ejecutiva de Boltur señaló que la determinación de que Bolivia ya no solicitará visa a israelíes y estadounidenses ayudará “muchísimo” a registrar una mayor afluencia de turistas en Rurrenabaque y otros destinos turísticos del país.  

“Si tenemos una mayor apertura al mercado internacional, los ingresos por la actividad turística se van a incrementar”, resaltó la ejecutiva.

Apuntes

El miércoles, la presidenta Jeanine Áñez emitió el Decreto Supremo 4107 que elimina la visa para el ingreso de turistas de Israel y Estados Unidos a Bolivia.

La autoridad aseguró que la eliminación de visas fortalecerá la estrecha amistad entre ambos países.