El director del Sedes de Tarija, Paul Castellanos. Foto: Redes sociales

Erika Ibarguen

El director del Sedes de Tarija, Paul Castellanos, reportó un caso sospechoso de coronavirus en ese departamento; sin embargo, aclaró que aún no se tienen los resultados de los análisis y que, pese a ello, se cumple con el protocolo dispuesto por el Ministerio de Salud.

El paciente llegó con pulmonía y una alta probabilidad de tener COVID-19. “Se le ha hecho la toma de muestra respectiva; hemos cumplido los protocolos y el paciente, por su condición, necesitaba una atención más especializada”, dijo la autoridad.

Castellanos indicó que gestionan ambientes para habilitar camas para terapia intensiva, en caso de que se diera una expansión del virus en esa cuidad. “Lamentablemente, la Unidad de Terapia Intensiva del Hospital San Juan de Dios aún no cuenta con este espacio, aunque se tiene previsto que empiece a funcionar entre mañana y el martes. Haremos los esfuerzos necesarios para que el paciente ingrese a esa sala mañana mismo, si así lo requiere”, dijo el galeno.

Agregó que se contactó con la Caja Nacional y emitió un instructivo para que tome sus previsiones y habilite una sala especial para la atención de casos positivos de COVID-19; de igual manera se procedió con algunas clínicas privadas, para garantizar la capacidad de atención de las personas infectadas.

Castellanos indicó que la persona que está bajo sospecha de coronavirus llegó de la ciudad de Cochabamba, donde permaneció 15 días, y por ello se sospecha que podría tratarse de la enfermedad. “Los resultados aún no se conocen y se espera contar con ellos en las siguientes horas”, concluyó.