PAN

 

Redacción central – Edición impresa

El Servicio Nacional de Sanidad Agropecuaria e Inocuidad Alimentaria (Senasag) anunció que vigilará el ingreso al país del producto PAN de origen venezolano.

“Vamos a emitir un instructivo para que se vigile”, anunció a Bolivia el jefe nacional de Laboratorio de Senasag, Alejandro Montes, con referencia a la harina precocida de maíz PAN, de fabricación venezolana, que fue retirada del mercado argentino.

Ese producto fue observado por la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat) porque en su etiquetado dice libre de gluten, cuando no fue autorizado por ese organismo.

El consumo de gluten es dañino solo para las personas celíacas.

Montes afirmó que “no se tienen en el país lotes autorizados de ese producto”, aunque no descartó que el mismo podría haber ingresado al país por la vía del contrabando. Es decir que no se puede garantizar que no esté en el comercio nacional, razón por la cual dijo que se instruirá la vigilancia en la frontera con Argentina.  

Añadió que en el país está autorizada la venta de ese producto, pero de fabricación estadounidense, el cual no tiene ningún problema.