Redacción central – Edición impresa

En los hospitales públicos de La Paz faltan medicamentos, oxígeno y alimentos, alertó ayer el secretario general del Sindicato de Ramas Médicas de la Salud Pública (Sirmes), Fernando Romero.

“El tema del oxígeno es muy grave, pues se requiere cambiar  permanentemente, al menos en terapia intensiva. Y no está llegando el suficiente”, graficó la situación en los establecimientos públicos.

Explicó que debido a los conflictos sociales, bloqueos y marchas, las empresas que distribuyen el material no lo están haciendo por temor a sufrir percances. Dijo que en unos siete días la situación de carencia será “grave”.

“Una dinamita que explosione cerca de un camión de oxígeno generaría una explosión muy peligrosa. Eso está limitando a las empresas a enviar oxígeno a los hospitales. Y esto va a generar en cualquier momento una situación muy grave”, explicó Romero.

También detalló que la provisión de alimentos es limitada, de modo que los pacientes están recibiendo raciones reducidas.

De igual manera, dijo que existen problemas en la dotación de medicamentos.

Por ejemplo, detalló que los pacientes con cáncer están en una situación crítica. “Los pacientes con cáncer hoy no tienen morfina para tratar su enfermedad”, alertó a los periodistas.

“Calculamos que en unos siete días la situación será muy complicada, muy difícil, si no llegamos a una solución”, indicó el dirigente médico.